La literatura a futuro

Opinión por Jacinta Escudos

Imagino ese futuro de la literatura y veo un mundo donde habrá mucha lectura rápida, pero que no calará en la gente.

El silencio que nos define

Opinión desde acá por Nadina Rivas

Esas niñas, aunque han sido rotas, permanecen intactas en su esencia, y con la ayuda idónea y sostenida en el tiempo, pueden recuperarse y sanar.

Fondo y forma

Opinión desde allá por Leda Romero

El reto de este nuevo gobierno será lograr profundidad: fondo. Que sus cambios trasciendan el Twitter o la pintura de los edificios de gobierno. Sí, las formas son importantes, pero no lo son todo.

Carta Editorial

Carta Editorial por Glenda Girón

Vivir huyendo sin poder acudir a nadie para encontrar consuelo y refugio viola cualquier cantidad de derechos humanos de lo más básico.

«Mi mayor atrevimiento es haber optado por la carrera de ser educador»

Siete Preguntas por Séptimo Sentido

Es profesor de Educación Física. Fue parte de la Reserva de Luis Ángel Firpo y actualmente es seleccionado nacional del juego de pelota maya «Jaguares de El Salvador», donde es el capitán del equipo. También participó en el Torneo Internacional de Pelota Maya, en México, y en el último Mundial de Pelota Maya, celebrado en este año en El Salvador.

Feminicidios: los crímenes que oculta el socialismo

Reportaje por Jorge Rodríguez Camejo / Cuba / CONNECTAS

Secretismo en las estadísticas, investigaciones laxas, silencio cómplice e impunidad, rondan los asesinatos de mujeres en Cuba. Mientras que las víctimas de violencia intrafamiliar se enfrentan a una nula protección policial y cero opciones de refugio.

INSTANTÁNEAS DEL VERBO APASIONADO (15)

Historias sin Cuento por David Escobar Galindo

Entonces refugiémonos en la estancia profunda de estar vivos.

Una utopía llamada reinserción

Reportaje Nacional por Mónica Guillén

Sin una línea presupuestaria y con al menos 12 mil privados de libertad sin participar, el modelo Yo Cambio intenta ser una herramienta de reinserción para un sistema penitenciario saturado. De 28 centros penales, 15 no cuentan con el modelo penitenciario en su totalidad. Actualmente, los reos que están en los centros de máxima seguridad, que en su mayoría son pandilleros, son quienes menos participan en el programa.

Entrega Especial de Desaparecidos

«Nosotras solo íbamos a preguntar si había un cadáver»

Durante los últimos tres años, 2,656 niñas y mujeres fueron privadas de libertad en El Salvador, de acuerdo con denuncias hechas ante la Fiscalía General de la República. Las autoridades no brindan información de cuántas han sido encontradas ni en qué estado, –con suerte– algunas son localizadas. Expertos en el tema aseguran que estas desapariciones son, en realidad, la alerta de un feminicidio. Así ocurrió en el caso de Karen Pérez, una niña de 12 años.

La soledad de la búsqueda

Cuando una persona desaparece, su localización depende –casi en exclusiva– del ahínco con el que sus seres queridos presionen a las autoridades estatales y de la repercusión mediática del caso. En este reportaje, los familiares de las personas desaparecidas reclaman que las investigaciones no generan resultados; no los encuentran vivos ni muertos. A esa tragedia se le suma una discusión jurídica: en El Salvador solo están reguladas las desapariciones en las que tienen que ver cuerpos de seguridad como la Policía y el Ejército; el resto, no.

Los desaparecidos por uniformados

La desaparición cometida por cuerpos de seguridad es la única que está contemplada como delito en el Código Penal salvadoreño y es, también, la que menos se denuncia. Durante los últimos tres años, la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos ha recibido 46 denuncias por desaparición forzada. Las autoridades admiten que este es un delito en el que el subregistro es dominante. Reconocen que los familiares temen por sus vidas al denunciar a agentes estatales frente a instituciones del Estado.

INFORMES ESPECIALES

El Salvador: el escaso remedio al que se aferran hondureños y guatemaltecos

Glenda Girón con reportes de Isaías Morales, Guatemala; y Wendy Funes, Honduras,

Entre 2013 y 2017, los hospitales públicos de El Salvador brindaron 91 mil consultas a extranjeros, a esto se suman 22 mil egresos y la atención de más de 5 mil emergencias. ¿Quién busca alivio en un país con un sistema sanitario tan marcado por limitantes? Guatemaltecos y hondureños componen el 97 % de esos extranjeros. A ellos los empuja hasta El Salvador la ausencia de servicios en sus lugares de residencia. Guatemala y Honduras no han hecho inversiones para descentralizar con eficacia la salud pública y acercarla a los vulnerables cordones fronterizos. Las necesidades de los habitantes de estas zonas permanecen ignoradas y solo se hacen visibles cuando llegan a El Salvador.

Diez años de abusos

Glenda Girón,

La cantidad anual de denuncias por violación en menor e incapaz no ha registrado reducciones considerables en los últimos 10 años. Y otro delito, el de agresión sexual, lejos de ser controlado, ha mostrado un alza considerable, al menos en las denuncias que recibe la Policía Nacional Civil. Las estadísticas muestran también que la edad de las víctimas es cada vez menor.

La República de las Masacres

Glenda Girón,

Especial: La república de las masacres La república de las masacres Casi mil personas han muerto en masacres en los últimos tres años. El análisis de las publicaciones en medios de cada uno de los 267 hechos registrados brinda información acerca de cómo se mueven las violencias, 202, por ejemplo, han sido cometidas en zonas […]

MIEMBRO DE GRUPO DE DIARIOS AMÉRICA

© 2019 Séptimo Sentido, La Prensa Gráfica. Diseño de Hashtag. | Programación y mantenimiento Diseño Web LPG