Pequeños actos de resistencia

Opinión por Jacinta Escudos

Un «me gusta», dentro de este contexto, puede tener varias lecturas y no siempre es literal. Muchas veces es un acuse de lectura, una muestra de apoyo, un dejar el texto marcado para leerlo más adelante, un signo de complicidad con alguien.

¿Periodismo? ¿Para qué?

Opinión desde acá por Mariana Belloso

Nuestro trabajo es la denuncia pública, para que usted, como ciudadano, esté armado con el enorme poder que otorga la información, para que tenga herramientas para tomar mejores decisiones, para indignarse, para reclamar.

Ramiro

Opinión desde allá por Héctor Silva Ávalos

Le dije a mi padre que le diera mi teléfono celular. Ramiro me llamó. Y se identificó así: «Habla Ramiro». Y me citó en una casa de la colonia Flor Blanca, cerca del Gimnasio Nacional*.

Carta Editorial

Carta Editorial por Glenda Girón

Al Estado y a la sociedad siempre les ha costado mucho escucharlos a ellos, a los vulnerables de siempre, a los que ponen los muertos en cada tormenta.

«Toda mi personalidad es una extravagancia»

Siete Preguntas por Séptimo Sentido

Rafael Figueroa es un artista visual que basa su trabajo en la búsqueda de un funcionamiento orgánico entre distintas técnicas como: el dibujo, la pintura y medios contemporáneos. Además, le interesa abordar problemáticas sobre la convivencia social y las relaciones personales en vinculación con el entorno. Su obra se ha exhibido en espacios culturales de Honduras, Guatemala, Nueva York y California (EUA), México, Francia, España y El Salvador. Figueroa estudió la Licenciatura en Artes Plásticas con Especialidad de Pintura en la Escuela de Artes de la Universidad de El Salvador (UES) y ha sido parte de diversas formaciones en arte contemporáneo en el Museo de Arte de El Salvador (MARTE) y el Centro Cultural de España (CCESV).

ÁLBUM DE LIBÉLULAS (226)

Historias sin Cuento por nmarroquin

Aquella noche, después de departir con amigos en el bar de siempre, regresó a su estancia en el edificio vertical al que acababa de pasarse.

Parques para casas rodantes acogen a inmigrantes en Colorado

Reportaje Internacional por AP

En el condado de Eagle, Colorado, hay al menos 31 parques en donde se isntalan las casas rodantes. Ahí se han contabilizado 1,248 viviendas, casi todas ocupadas por gente que trabaja en la industria hotelera, de servicios y la construcción. La mayoría de ellos son migrantes en la lucha por permanecer.

Fentanilo y el dinero fácil: No toma mucho hacerse rico

Reportaje Internacional por AP

Distribuyeron fentanilo haciéndolo pasar por oxicodona. El daño se entiende en las hasta 100 veces más fuerte y adictivo que resulta el primero. Toda la red se apoyó siempre en el servicio de correos para hacer las entregas.

Angélica no migra, huye

Reportaje por Wendy Hernández

En El Salvador, no hay ninguna ley que garantice los derechos humanos de las personas que huyen a causa de la violencia. Debido a los casos que se registran por desplazamiento forzado interno, el Estado ha tenido que adecuar la Ley Especial para la Protección a Víctimas y Testigos (LEPVT) y el programa de protección a víctimas y testigos para dar refugio a las víctimas. Sin embargo, el decreto es específico, al plan solo pueden ingresar las personas que denuncian y son parte de un proceso judicial. El recurso es limitado para los desplazados que huyen con su núcleo familiar. Y mucho más, para quienes buscan refugio y no quieren denunciar. Además, algunas víctimas han señalado que dentro del sistema existen irregularidades como la de mezclar a víctimas con testigos criteriados, que pueden, aún, tener vínculos con las pandillas. Lo que pone en riesgo su ubicación y sus vidas.

Entrega Especial de Desaparecidos

Un equipo salvadoreño de Antropología Forense de papel

Por Wendy Hernández | Publicado el 28 julio, 2019

En El Salvador existe un banco de perfiles genéticos. Pero solo en papel. Los diputados de la comisión de relaciones exteriores, integración centroamericana y salvadoreños en el exterior firmaron, en abril de 2019, una reforma que aprobó la creación de este instituto que podría ayudar a localizar personas desaparecidas por medio de pruebas de ADN. Los diputados, sin embargo, ignoraron que crear este registro implica inyección de presupuesto al Instituto de Medicina Legal, protocolos para la atención, un software especializado para almacenar numerosas muestras de ADN y un equipo salvadoreño en Antropología Forense. A tres meses de su vigencia, el proyecto sigue siendo un enigma que los parlamentarios no saben explicar.

Una guerra de 40 años contra el olvido

Publicado el 30 junio, 2019

A 27 años de la firma de los Acuerdos de Paz, en El Salvador hay gente que no aparece. Hace solo dos años, y por insistencia de las familias de los desaparecidos, el segundo gobierno del FMLN, la exguerrilla, creó una comisión para la búsqueda de las víctimas adultas. Hasta hoy, sin embargo, carece de presupuesto. Así ha sido la búsqueda de las personas a las que el conflicto no dejó ni vivos ni muertos: una soledad.

Ilustración de Moris Aldana

Hasta los huesos

Publicado el 26 mayo, 2019

Si las cifras sobre desaparecidos en El Salvador son inexactas, el panorama se complica todavía más si quien desaparece lo hace en ruta migratoria. El Salvador, pese a que cuenta con una Ley Especial para la Protección de la Persona Migrante y su Familia, no ha sabido dar con un procedimiento de denuncia efectivo. Tampoco ha encontrado cómo financiar programas de apoyo a los familiares.

Desaparecen las personas, no las deudas

Publicado el 28 abril, 2019

El discurso de las autoridades es que quien desaparece por más de tres días está muerto. Pero no hay ningún documento que lo certifique. En ese limbo, las deudas que contrajo una persona que está en paradero desconocido se mantienen vigentes. Las familias, además de la obligación de la búsqueda, se enfrentan a cobradores que les exigen pagos. En Colombia y México hay leyes que mandan a congelar sus créditos y sus bienes no pueden ser embargados. En El Salvador las desapariciones se cuentan por miles, pero no existe ninguna norma especial. Ni siquiera existe un delito acorde a las condiciones en las que en la actualidad ocurre la mayoría de desapariciones.

«Nosotras solo íbamos a preguntar si había un cadáver»

Publicado el 31 marzo, 2019

Durante los últimos tres años, 2,656 niñas y mujeres fueron privadas de libertad en El Salvador, de acuerdo con denuncias hechas ante la Fiscalía General de la República. Las autoridades no brindan información de cuántas han sido encontradas ni en qué estado, –con suerte– algunas son localizadas. Expertos en el tema aseguran que estas desapariciones son, en realidad, la alerta de un feminicidio. Así ocurrió en el caso de Karen Pérez, una niña de 12 años.

Los desaparecidos por uniformados

Publicado el 24 febrero, 2019

La desaparición cometida por cuerpos de seguridad es la única que está contemplada como delito en el Código Penal salvadoreño y es, también, la que menos se denuncia. Durante los últimos tres años, la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos ha recibido 46 denuncias por desaparición forzada. Las autoridades admiten que este es un delito en el que el subregistro es dominante. Reconocen que los familiares temen por sus vidas al denunciar a agentes estatales frente a instituciones del Estado.

La soledad de la búsqueda

Publicado el 27 enero, 2019

Cuando una persona desaparece, su localización depende –casi en exclusiva– del ahínco con el que sus seres queridos presionen a las autoridades estatales y de la repercusión mediática del caso. En este reportaje, los familiares de las personas desaparecidas reclaman que las investigaciones no generan resultados; no los encuentran vivos ni muertos. A esa tragedia se le suma una discusión jurídica: en El Salvador solo están reguladas las desapariciones en las que tienen que ver cuerpos de seguridad como la Policía y el Ejército; el resto, no.

INFORMES ESPECIALES

El Salvador: el escaso remedio al que se aferran hondureños y guatemaltecos

Glenda Girón con reportes de Isaías Morales, Guatemala; y Wendy Funes, Honduras,

Entre 2013 y 2017, los hospitales públicos de El Salvador brindaron 91 mil consultas a extranjeros, a esto se suman 22 mil egresos y la atención de más de 5 mil emergencias. ¿Quién busca alivio en un país con un sistema sanitario tan marcado por limitantes? Guatemaltecos y hondureños componen el 97 % de esos extranjeros. A ellos los empuja hasta El Salvador la ausencia de servicios en sus lugares de residencia. Guatemala y Honduras no han hecho inversiones para descentralizar con eficacia la salud pública y acercarla a los vulnerables cordones fronterizos. Las necesidades de los habitantes de estas zonas permanecen ignoradas y solo se hacen visibles cuando llegan a El Salvador.

Diez años de abusos

Glenda Girón,

La cantidad anual de denuncias por violación en menor e incapaz no ha registrado reducciones considerables en los últimos 10 años. Y otro delito, el de agresión sexual, lejos de ser controlado, ha mostrado un alza considerable, al menos en las denuncias que recibe la Policía Nacional Civil. Las estadísticas muestran también que la edad de las víctimas es cada vez menor.

La República de las Masacres

Glenda Girón,

Especial: La república de las masacres La república de las masacres Casi mil personas han muerto en masacres en los últimos tres años. El análisis de las publicaciones en medios de cada uno de los 267 hechos registrados brinda información acerca de cómo se mueven las violencias, 202, por ejemplo, han sido cometidas en zonas […]

MIEMBRO DE GRUPO DE DIARIOS AMÉRICA

© 2019 Séptimo Sentido, La Prensa Gráfica. Diseño de Hashtag. | Programación y mantenimiento Diseño Web LPG