Hostilidad virtual

Opinión por Jacinta Escudos

Es preocupante lo gráficas que son muchas de esas amenazas, hechas por turbas cibernéticas que solo necesitan un empujoncito para inundar las secciones de comentarios.

¿Te das permiso de sentir?

Opinión desde acá por Nadina Rivas

La crisis de deshumanización o esa incapacidad de experimentar empatía proviene precisamente de evadir las emociones. Al hacerlo nos disociamos de la realidad y de la vida.

Millennials en pandemia

Opinión desde allá por Leda Romero

¿Será momento, entonces, de que nuestra generación, acusada de superflua, aproveche este contexto para poner atención en las cosas importantes?

Carta Editorial

Carta Editorial por Glenda Girón

En salud, el asunto está más parejo: no hay para nadie. Pero en educación, la brecha no ha hecho más que crecer y crecer.

«Lo mejor para un buen fin del mundo es un vino rico y una comida rica»

Siete Preguntas por Séptimo Sentido

Es gerente de Comunicaciones de Avina y de la Iniciativa Regional por el Reciclaje Inclusivo (IRR). Pablo Baños, de Argentina, trabaja de cerca con la Fundación Gabo y con varios medios de la región. En 2019 visitó El Salvador como organizador de un taller para periodistas acerca de las implicaciones del reciclaje inclusivo.

ENCIERRO LIBERADOR

Historias sin Cuento por David Escobar Galindo

Estaba atardeciendo, y el cielo, como todas las tardes de verano, recuperaba fugazmente su primigenia condición de acuarelista.

La humanidad aún no comprendió la profundidad de la crisis que se avecina y el costo de la resurrección

Reportaje Internacional por Hugo Alconada / GDA / La Nación / Argentina

En 1991 fundó y asumió como el primer presidente del Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo, con sede en Londres; recibió numerosos doctorados honoris causa y fue seleccionado entre los 100 intelectuales más relevantes del mundo repetidas veces. Jacques Attali es autor de más de 80 libros que se han traducido a 22 idiomas, también es un apasionado de la música y ha dirigido orquestas en París, Londres, Shanghai, Montreal y Jerusalén, entre otras ciudades. Desde su experiencia como economista augura un futuro oscuro y recomienda a los países entrar en una «economía de guerra».

Pandemia, jefe Seattle y Salarrué

Opinión por Manlio Argueta

El jefe Seattle como Salarrué coinciden en su apreciación sobre el amor a la naturaleza, que ambos nominan Tierra.

¿Los hombres tenemos privilegios?

Opinión desde acá por Gabriel Zura Zamora

Las ventajas sociales que pueda tener un hombre, blanco, heterosexual, y clase alta, no serán las mismas que pueda tener una mujer trans, indígena, lesbiana, y clase baja.

Entrega Especial de Desaparecidos

La esperanza del volver a ser persona es del tamaño de un diente

Publicado el 29 diciembre, 2019

Cada vez que la Fiscalía General de la República abre una fosa clandestina gracias a la información de un testigo criteriado, por lo general, no encuentran solo a la víctima que el criteriado identifica, hallan más. Pero, con esas otras osamentas, no se abre investigación, no se cotejan muestras de ADN ni se entregan características a familiares de desaparecidos. Solo se almacenan en cajas de cartón. Y ahí, esperan.

A los desaparecidos se los traga la tierra

Publicado el 24 noviembre, 2019

Entre enero de 2018 hasta octubre de 2019, la Fiscalía General de la República (FGR) ha localizado unas 139 fosas clandestinas en El Salvador. La mayoría de estos hallazgos ha sido producto de la información proveniente de un testigo criteriado: una persona que ha participado en delitos y, a cambio de beneficios, ha decidido colaborar con identificar los lugares de donde han sido inhumadas las víctimas. Muchos de estos restos humanos se convierten en la respuesta a las plegarias de las familias de personas desaparecidas.

Un laberinto de torturas

Por Stanley Luna | Publicado el 27 octubre, 2019

El acompañamiento que las instituciones estatales están obligadas a dar a los familiares de desaparecidos debe ser integral y esto incluye el acceso a la salud mental. Las víctimas invierten días, años y meses, en las búsquedas y pocas veces encuentran a un personal que las escuche y les diga que hay profesionales que pueden tratar sus emociones. El Salvador no cuenta con un protocolo para estas atenciones.

Ser niño en el Triángulo Norte y desaparecer

Por Glenda Girón con reportes de Wendy Funes e Isaías Morales | Publicado el 29 septiembre, 2019

En el Triángulo Norte desaparecen niños sin dejar ningún registro. La región, compuesta por El Salvador, Honduras y Guatemala es un corredor de migraciones forzadas y violencia en donde todavía no se tipifica como delito la desaparición por causas actuales. En el marco del Día del Niño y a pocas semanas de que la Convención Internacional de los Derechos de la Niñez cumpla 30 años, aquí se analizan los resultados de los mecanismos de alerta temprana por menor de edad desaparecido que estas naciones han creado. A la región, sin embargo, le sigue faltando descentralizar recursos y sistematizar la coordinación para buscar y rescatar.

La ausencia entre rincones y objetos

Por Frederick Meza, Franklin Zelaya. / Textos de Stanley Luna | Publicado el 25 agosto, 2019

El cuarto con la ropa intacta desde hace tres años, la cancha de la colonia donde hubo goles y el parque citadino que marcó una relación de madre e hijo; cada uno de estos lugares representa un dolor difícil de nombrar y que –con los días, los años– va creciendo. Hay objetos que, como un ritual, las familias de Emilio Bolaños, Jocelyn Cisneros y Heriberto Antonio González, desaparecidos entre 2010 y 2019, conservan a la espera de una señal. La Fiscalía General de la República dice que hay familiares que intentan mantenerse serenos ante una desaparición. Mientras que, desde la psicología, se identifican traumas con el paso del tiempo, ya que hay quienes, incluso, ponen en la mesa el plato de comida del desaparecido.

Un equipo salvadoreño de Antropología Forense de papel

Por Wendy Hernández | Publicado el 28 julio, 2019

En El Salvador existe un banco de perfiles genéticos. Pero solo en papel. Los diputados de la comisión de relaciones exteriores, integración centroamericana y salvadoreños en el exterior firmaron, en abril de 2019, una reforma que aprobó la creación de este instituto que podría ayudar a localizar personas desaparecidas por medio de pruebas de ADN. Los diputados, sin embargo, ignoraron que crear este registro implica inyección de presupuesto al Instituto de Medicina Legal, protocolos para la atención, un software especializado para almacenar numerosas muestras de ADN y un equipo salvadoreño en Antropología Forense. A tres meses de su vigencia, el proyecto sigue siendo un enigma que los parlamentarios no saben explicar.

Una guerra de 40 años contra el olvido

Publicado el 30 junio, 2019

A 27 años de la firma de los Acuerdos de Paz, en El Salvador hay gente que no aparece. Hace solo dos años, y por insistencia de las familias de los desaparecidos, el segundo gobierno del FMLN, la exguerrilla, creó una comisión para la búsqueda de las víctimas adultas. Hasta hoy, sin embargo, carece de presupuesto. Así ha sido la búsqueda de las personas a las que el conflicto no dejó ni vivos ni muertos: una soledad.

Ilustración de Moris Aldana

Hasta los huesos

Publicado el 26 mayo, 2019

Si las cifras sobre desaparecidos en El Salvador son inexactas, el panorama se complica todavía más si quien desaparece lo hace en ruta migratoria. El Salvador, pese a que cuenta con una Ley Especial para la Protección de la Persona Migrante y su Familia, no ha sabido dar con un procedimiento de denuncia efectivo. Tampoco ha encontrado cómo financiar programas de apoyo a los familiares.

Desaparecen las personas, no las deudas

Publicado el 28 abril, 2019

El discurso de las autoridades es que quien desaparece por más de tres días está muerto. Pero no hay ningún documento que lo certifique. En ese limbo, las deudas que contrajo una persona que está en paradero desconocido se mantienen vigentes. Las familias, además de la obligación de la búsqueda, se enfrentan a cobradores que les exigen pagos. En Colombia y México hay leyes que mandan a congelar sus créditos y sus bienes no pueden ser embargados. En El Salvador las desapariciones se cuentan por miles, pero no existe ninguna norma especial. Ni siquiera existe un delito acorde a las condiciones en las que en la actualidad ocurre la mayoría de desapariciones.

«Nosotras solo íbamos a preguntar si había un cadáver»

Publicado el 31 marzo, 2019

Durante los últimos tres años, 2,656 niñas y mujeres fueron privadas de libertad en El Salvador, de acuerdo con denuncias hechas ante la Fiscalía General de la República. Las autoridades no brindan información de cuántas han sido encontradas ni en qué estado, –con suerte– algunas son localizadas. Expertos en el tema aseguran que estas desapariciones son, en realidad, la alerta de un feminicidio. Así ocurrió en el caso de Karen Pérez, una niña de 12 años.

Los desaparecidos por uniformados

Publicado el 24 febrero, 2019

La desaparición cometida por cuerpos de seguridad es la única que está contemplada como delito en el Código Penal salvadoreño y es, también, la que menos se denuncia. Durante los últimos tres años, la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos ha recibido 46 denuncias por desaparición forzada. Las autoridades admiten que este es un delito en el que el subregistro es dominante. Reconocen que los familiares temen por sus vidas al denunciar a agentes estatales frente a instituciones del Estado.

La soledad de la búsqueda

Publicado el 27 enero, 2019

Cuando una persona desaparece, su localización depende –casi en exclusiva– del ahínco con el que sus seres queridos presionen a las autoridades estatales y de la repercusión mediática del caso. En este reportaje, los familiares de las personas desaparecidas reclaman que las investigaciones no generan resultados; no los encuentran vivos ni muertos. A esa tragedia se le suma una discusión jurídica: en El Salvador solo están reguladas las desapariciones en las que tienen que ver cuerpos de seguridad como la Policía y el Ejército; el resto, no.

INFORMES ESPECIALES

El Salvador: el escaso remedio al que se aferran hondureños y guatemaltecos

Glenda Girón con reportes de Isaías Morales, Guatemala; y Wendy Funes, Honduras,

Entre 2013 y 2017, los hospitales públicos de El Salvador brindaron 91 mil consultas a extranjeros, a esto se suman 22 mil egresos y la atención de más de 5 mil emergencias. ¿Quién busca alivio en un país con un sistema sanitario tan marcado por limitantes? Guatemaltecos y hondureños componen el 97 % de esos extranjeros. A ellos los empuja hasta El Salvador la ausencia de servicios en sus lugares de residencia. Guatemala y Honduras no han hecho inversiones para descentralizar con eficacia la salud pública y acercarla a los vulnerables cordones fronterizos. Las necesidades de los habitantes de estas zonas permanecen ignoradas y solo se hacen visibles cuando llegan a El Salvador.

Diez años de abusos

Glenda Girón,

La cantidad anual de denuncias por violación en menor e incapaz no ha registrado reducciones considerables en los últimos 10 años. Y otro delito, el de agresión sexual, lejos de ser controlado, ha mostrado un alza considerable, al menos en las denuncias que recibe la Policía Nacional Civil. Las estadísticas muestran también que la edad de las víctimas es cada vez menor.

La República de las Masacres

Glenda Girón,

Especial: La república de las masacres La república de las masacres Casi mil personas han muerto en masacres en los últimos tres años. El análisis de las publicaciones en medios de cada uno de los 267 hechos registrados brinda información acerca de cómo se mueven las violencias, 202, por ejemplo, han sido cometidas en zonas […]

MIEMBRO DE GRUPO DE DIARIOS AMÉRICA

© 2020 Séptimo Sentido, La Prensa Gráfica. Diseño de Hashtag. | Programación y mantenimiento Diseño Web LPG