Por: Doris Rosales

«Si no nos tomamos la salud mental en serio, en un par de años, vamos a ver repercusiones bien grandes en la salud pública»

Laura Arévalo es directora de Continúa, una fundación que busca facilitar el acceso a la salud mental a las personas que no cuentan con recursos para pagar un tratamiento. Con la pandemia, el centro de atención psicológica se cerró, pero Laura no ha parado de buscar formas para llegar a la gente en las comunidades. Porque, para ella, este contexto ha vuelto más urgente el acceso a este tipo de servicios.

“Me preocupa la indiferencia de las personas y, a veces, hasta del mismo sistema»

Kara García, directora de Proyecto Red, apoya a niños, niñas y adolescentes que viven en extrema pobreza y que han sido víctimas de abuso. Trabaja con familias que se encuentran en situación de vulnerabilidad. Y, para ella, la llegada de la Covid-19 endureció las dificultades a las que ya enfrentaban estas personas. Por eso, tomó la decisión de trasladar a las comunidades todas las actividades de la ONG.

«Los maestros estamos haciendo la lucha por un lado y por el otro»

Carmen García es maestra desde hace 37 años. Desde que comenzó su carrera, ha trabajado con niños que viven en extrema pobreza. Ha enseñado en tiempos de guerra, terremotos y tormentas tropicales. Pero, para ella, la enseñanza nunca se había complicado tanto como en los tiempos de la Covid-19. 

«Buscamos en las comunidades el espacio que antes ocupábamos en las escuelas»

Para Ana Castillo, coordinadora de Soleterre, la virtualidad no fue una opción para trabajar con las comunidades durante la pandemia. Eso, para ella, implicaba dejar excluidas a las personas más necesitadas, a las que nunca se llega. Por eso, desde que comenzó la cuarentena, trasladó al territorio todos los esfuerzos que antes realizaban en los centros escolares.

Las mujeres que sacan adelante a sus familias y al cantón

Un grupo de mujeres ha librado una lucha contra algo que parece no tener intenciones de detenerse: el cambio climático. Ellas, que saben que el camino es largo y difícil, han encontrado en el compañerismo y la organización la motivación necesaria para no dejar que las tormentas y las sequías acaben con su seguridad alimentaria. Le han apostado a la resiliencia.

Migrante en medio de una pandemia

La pandemia, y las medidas restrictivas que vienen con ella, no frenan la migración irregular. Las personas continúan yéndose, porque las razones que las motivan a migrar no han cambiado con la llegada de la Covid-19. Por el contrario, se han agravado.

Reapertura económica: empresas endeudadas y clientes insatisfechos

El Salvador tuvo una de las cuarentenas más rigurosas del mundo, según la Universidad de Oxford, periodo en el que, durante más de 80 días, las empresas de servicios, como gimnasios y academias, dejaron de recibir clientes en los locales. La reapertura ha dejado ver la enorme falta que hace una regulación que indique qué hacer ante el choque de derechos entre los clientes que pagaron por un servicio que no pudieron recibir y las empresas que no cuentan con la solvencia económica para hacer un reintegro de dinero.