Porque el virus nos ha obligado a estar en una constante despedida. Le hemos dicho adiós a cada plan y a casi todo lo que conocíamos como vida. Se nos interrumpió la línea de progreso.

Carta Editorial

por Glenda Girón, Editora

Talento en actuación. Emy Mena es una joven actriz salvadoreña que fue elegida para formar parte del elenco de la serie Coyote.

Dice la escritora Jacinta Escudos en su columna de esta edición que cada quien está haciendo un esfuerzo por llevar cómo puede todo lo que la pandemia nos ha impuesto. Y acá, eso se llama encierro, desempleo, hambre, aislamiento, depresión y, en muchos y lamentables casos, la pérdida de un ser querido. Este año hemos tenido muy poca paz.

No hay un hogar que se haya librado de sufrir en alguna medida. Y deberíamos hablarlo más. Deberíamos escucharnos más sin juzgarnos. A unos nos ha tocado tragarnos lágrimas mientras retorcemos un trapeador al mismo tiempo en que atendemos una reunión por teléfono. Otros lavan interminables montañas de platos a la vez que crían niños. A unos más les tocará atravesar un proceso de duelo sin un abrazo, en soledad, como jamás pensamos que sería.

La mayoría del tiempo, andamos a dos canchas, intentando que no nos metan gol en ninguna. Estamos mal, estamos tristes. Y, en este contexto, nos vemos obligados a continuar, así como estamos, rotos.
Porque el virus nos ha obligado a estar en una constante despedida. Le hemos dicho adiós a cada plan y a casi todo lo que conocíamos como vida. Se nos interrumpió la línea de progreso. De esto trata el texto del periodista Stanley Luna, de cómo nos ha tocado encontrar nuevas direcciones.

Emy es una joven actriz salvadoreña que consiguió colocarse a las puertas de lo que siempre deseó. La eligieron como parte del elenco de una serie. Viajó para comenzar con el trabajo y, en eso, comenzaron a imponerse las medidas necesarias para contener el contagio de covid-19.

Ella, igual que miles, quedó varada lejos de su casa. Este texto, sin embargo, no va sobre eso. Va más acerca de cómo recibir un golpe, absorber el impacto y no caer.

Este es un momento oscuro. Y se vale estar mal. No podemos aferrarnos a la esperanza de que esto pasará y todo va a volver a ser igual. Es mentira, ya cambió. Queda, desde acá, adaptarnos. Y queda inventar otras presencias y otros futuros.

  • Compartir -
  • |
  • 28 junio, 2020 / Carta Editorial de Glenda Girón  (SÉPTIMO SENTIDO)

Generic placeholder image
Séptimo Sentido

Séptimo Sentido les invita a que nos hagan llegar sus opiniones, críticas o sugerencias sobre cualquiera de los temas de la revista. Una selección de correos se publicará cada semana. Las cartas, en las que deberá constar quien es el autor, podrán ser editadas o abreviadas por razones de espacio o claridad.

[email protected]

Encuéntranos en Facebook (Revista 7S) y Twitter (@revista7S)

 

MIEMBRO DE GRUPO DE DIARIOS AMÉRICA

© 2020 Séptimo Sentido, La Prensa Gráfica. Diseño de Hashtag. | Programación y mantenimiento Diseño Web LPG