Después de que las autoridades hicieran de lado su responsabilidad de investigar, ella es la única que sigue pendiente de saber en dónde está su Rodrigo.

Carta Editorial

por Glenda Girón, Editora

Deteriorio. Con la desaparición de Rodrigo, la salud de Nicola se deterioró. También su familia con hijos y nietos.

Ún día una mujer vive en un terreno con tres casas. Pasa rodeada de nietos y de sus dos hijos que están pendientes de que tenga todo lo necesario. Menos de un año después, esta misma mujer deambula de noche por esas tres casas ya deshabitadas. La inundan la ansiedad y el miedo; nunca duerme, no come y no tiene dinero. La desaparición de una persona destroza a muchas más alrededor. Y es la lección alrededor de este delito que, como país, nos está costando reconocer.

La desaparición del hijo menor de esta mujer derivó en una serie de amenazas que hicieron huir a la nuera, con su bebé, y al otro hijo, también con su familia. Ella decidió quedarse no por una valentía hueca ni por necedad. Lo hizo porque ella sigue buscando a su hijo. Después de que las autoridades hicieran de lado su responsabilidad de investigar, ella es la única que sigue pendiente de saber en dónde está su Rodrigo.

Cuando en enero iniciamos con esta serie de publicaciones acerca de los desaparecidos, sabíamos que había mucho por decir. Incluso con esto presupuestado, a lo largo de diez entregas nos hemos encontrado con un problema de raíces profundas y muy oscuras. A la falta de delito, a la negligencia de las autoridades en la investigación, al doble discurso, y a la discriminación a la hora de abrir un proceso se suma el dolor mal contenido.

La historia que ocupa estas páginas es la de Nicola y en ella están representados muchísimos de los problemas que enfrentan los familiares de desaparecidos. Y, en esta ocasión, el periodista Stanley Luna se ha centrado en el deterioro de la salud mental que, a su vez, lleva a un declive de la salud física.
La vida que se había construido Nicola fue desbaratada. Esta clase de golpes no tiene un cierre. Y el desgaste es incalculable. Las instituciones todavía no han hecho una cuenta realista y apegada a rigor científico acerca de lo mucho que estos casos van a afectar al país a la vuelta de unos años. Nicola, como mucha gente, está rota por dentro y es necesario, justo y urgente que reciba asistencia integral.

  • Compartir -
  • |
  • 27 octubre, 2019 / Carta Editorial de Glenda Girón  (SÉPTIMO SENTIDO)

Generic placeholder image
Séptimo Sentido

Séptimo Sentido les invita a que nos hagan llegar sus opiniones, críticas o sugerencias sobre cualquiera de los temas de la revista. Una selección de correos se publicará cada semana. Las cartas, en las que deberá constar quien es el autor, podrán ser editadas o abreviadas por razones de espacio o claridad.

[email protected]

Encuéntranos en Facebook (Revista 7S) y Twitter (@revista7S)

 

MIEMBRO DE GRUPO DE DIARIOS AMÉRICA

© 2019 Séptimo Sentido, La Prensa Gráfica. Diseño de Hashtag. | Programación y mantenimiento Diseño Web LPG