«Con estos relatos mostramos esa parte humana, con la que esperamos haya un reflexión y sobretodo acción para este grave problema”.

Carta Editorial

por Glenda Girón, Editora

Violencia. Los relatos de la edición muestran la soledad en la que están las víctimas del desplazamiento forzado. Ilustración de Moris Aldana

El ambiente está lleno de alusiones a hogares cálidos en estos días. La idea de familia, esa de postal, está exacerbada y explotada. Lejos de lo que los discursos políticos y religiosos buscan promover, esta es una época muy excluyente, muy de no ver qué es lo que pasa.

Porque, lo que sucede no es siempre esa escena de la familia reunida en torno a una mesa. Ojalá así fuera. Pero aquí hay cientos de familias rotas, sin casa, sin seguridad. Hay familias que han tenido que huir con lo puesto. Y lo más injusto es que a estas familias se les ha venido a reconocer la existencia hasta hace muy poco tiempo.

El desplazamiento forzado por violencia es una violación sumaria a los derechos humanos y es, también, una de las injusticias más difíciles de medir. En un intento por explicar el dolor de las víctimas sin ponerlas en riesgo, cuatro jóvenes escritores se han reunido para levantar 14 relatos cortos que tienen como base testimonios de víctimas que todavía estaban en etapa de niñez o adolescencia cuando sufrieron este flagelo. Esto bajo la sombrilla de un asocio entre el colectivo literario La Mosca Azul y Fundación Educo.

“Con este poderoso libro estamos dejando de lado los números sobre el desplazamiento forzado interno en el país, que por supuesto son alarmantes, pero que a veces no nos dejan ver más allá de lo que pasa con las vidas de las niñas, niños, adolescentes, padres y madres que huyen de sus hogares para salvar sus vidas; con estos relatos mostramos esa parte humana, con la que esperamos haya un reflexión y sobretodo acción para este grave problema” , ha dicho Alicia Ávila, Directora de Educo El Salvador.

En esta edición hemos incluido algunos de esos relatos. Entre ellos lo que se encuentra es inocencia, frustración, dolor, impunidad, injusticia y desarraigo. Pero más que todo desigualdad. Las víctimas del desplazamiento forzado siempre han merecido más atención, más asistencia y más recursos que los que este país les ha dado hasta hoy.

  • Compartir -
  • |
  • 22 diciembre, 2019 / Carta Editorial de Glenda Girón  (SÉPTIMO SENTIDO)

Generic placeholder image
Séptimo Sentido

Séptimo Sentido les invita a que nos hagan llegar sus opiniones, críticas o sugerencias sobre cualquiera de los temas de la revista. Una selección de correos se publicará cada semana. Las cartas, en las que deberá constar quien es el autor, podrán ser editadas o abreviadas por razones de espacio o claridad.

[email protected]

Encuéntranos en Facebook (Revista 7S) y Twitter (@revista7S)

 

MIEMBRO DE GRUPO DE DIARIOS AMÉRICA

© 2020 Séptimo Sentido, La Prensa Gráfica. Diseño de Hashtag. | Programación y mantenimiento Diseño Web LPG