La enfermedad no es todo a lo que se le teme por ahora en los hogares salvadoreños. Ahí están las deudas, las pérdidas, el desempleo que quitan el sueño.

Carta Editorial

por Glenda Girón, Editora

Crisis económica. Los dueños de pequeñas empresas se esfuerzan por crear mecanismos para sobrevivir en tiempos de cuarentena.

Exigir que se ejecuten medidas económicas no es solo hablar de la gran empresa o de ganancias millonarias. Lo que sostiene los ingresos de miles de familias en El Salvador tiene más que ver con la mediana y pequeña empresa. Y estos generadores de ingresos, que sirven para poner comida en la mesa y para pagar servicios básicos, se están extinguiendo.

La puesta en marcha de acciones para reducir las posibilidades de contagio por covid-19 está transformándose en una tragedia económica. El dueño de una florería, la propietaria de un salón de belleza, una vendedora de billetes de lotería, la emprendedora que hace poco abrió un comedor todos se encuentran, ya mismo, en una situación de la que no va a ser fácil salir.

El periodista Stanley Luna cuenta en este reportaje a qué sabe esta desesperación. De lo que están llenas estas personas ahora es de inestabilidad e incertidumbre. Y no es porque no se hayan esforzado. Antes de que todo esto pasara, estas personas habían trabajado por asegurarse de un medio para sobrevivir. Y lo que se los quitó de repente no fue solo la pandemia de covid-19; fue, más que todo, la elección de estrategias incompletas muy centradas en cercar el virus, pero que no fueron pensadas para integrar medidas que buscaran proteger, a la vez, el patrimonio de las personas.

La enfermedad no es todo a lo que se le teme por ahora en los hogares salvadoreños. Ahí están las deudas, las pérdidas, el desempleo que quitan el sueño. Esta, se entiende, es una crisis sanitaria, sí, y debemos ser responsables y cumplir con nuestra parte para protegernos. Pero las consecuencias no se quedan ahí. Sería miopía verla solo como eso.

Hoy más que nunca es necesario tener en cuenta que, con hambre, no hay medicina que funcione.

  • Compartir -
  • |
  • 10 mayo, 2020 / Carta Editorial de Glenda Girón  (SÉPTIMO SENTIDO)

Generic placeholder image
Séptimo Sentido

Séptimo Sentido les invita a que nos hagan llegar sus opiniones, críticas o sugerencias sobre cualquiera de los temas de la revista. Una selección de correos se publicará cada semana. Las cartas, en las que deberá constar quien es el autor, podrán ser editadas o abreviadas por razones de espacio o claridad.

[email protected]

Encuéntranos en Facebook (Revista 7S) y Twitter (@revista7S)

 

MIEMBRO DE GRUPO DE DIARIOS AMÉRICA

© 2020 Séptimo Sentido, La Prensa Gráfica. Diseño de Hashtag. | Programación y mantenimiento Diseño Web LPG