Opinión desde allá

por Gumercindo Ventura, Café sin azúcar

 

Gumercindo Ventura
Economista salvadoreño radicado en Chicago, Estados Unidos

El mercado de videojuegos

La industria de videojuegos tuvo su última gran transformación con la llegada de los «smartphones». Desde la introducción del iPhone al mercado, los teléfonos han servido para mucho más que solo hacer llamadas.

La industria de videojuegos generó más de $138 mil millones en 2018, un aumento de más del 13 % respecto al año anterior. El conglomerado chino Tecent, dueño de Epic Games (creadores del juego Fortnite), y Supercell (creadores de juegos como Clash of Clans y Clash Royale) tiene un valor de mercado de unos $450 mil millones. Para ponerlo en perspectiva, el valor de Tencent es 18 veces el tamaño de la economía total de El Salvador. Activision Blizzard tiene un valor de mercado de unos $36 mil millones y genera alrededor de 10 mil empleos.

Así como Tencent y Activision Blizzard, hay muchas empresas parecidas que han venido creciendo y evolucionando desde que los videojuegos comenzaron a propagarse comercialmente a finales de los años ochenta.

Los «millennials» fuimos la primera generación que nació junto a los videojuegos. Juegos como Super Mario Bros y Duck Hunt tocaron la vida de muchos y nos entretuvieron por miles de horas. Sin embargo, la industria ha tenido una serie de ciclos de innovación desde que comenzaron a propagarse en el mercado con empresas como el Nintendo y Atari.

La experiencia alrededor de los videojuegos en los años noventa era mucho más «offline» que ahora. Era usual que grupos de amigos se juntaran en una casa a jugar Mortal Kombat, Street Fighter o Mario Kart. No siempre todos jugaban al mismo tiempo, y aun así el simple hecho de ver a uno de tus amigos pasando algún mundo de Super Mario World era suficiente entretenimiento, siempre y cuando el control te llegara eventualmente cuando fuera tu turno. De alguna forma, y aunque todo era proyectado en un televisor, al final siempre terminaba siendo una experiencia social.

Las consolas fueron evolucionando, de tal manera, que más gente podía interactuar al mismo tiempo. Títulos como Mario Party y Mario Kart permitían que cuatro personas pudieran jugar simultáneamente conectadas en la misma consola. Sin embargo, paralelo a la evolución de las consolas, a finales de los años noventa, los juegos de PC, que no necesitaban ser jugados en una consola como un Playstation o Nintendo 64, también iban evolucionando, integrando el internet. Temas como Age of Empires permitían que hasta ocho personas pudieran estar jugando el mismo juego, cada uno desde su casa, en su computadora por medio del internet.

Eventualmente las consolas también incorporaron la conexión a internet, lo cual comenzó a modificar la dinámica de juego. Aunque los grupos de amigos se reunían físicamente a jugar juntos, los partidos en línea comenzaron a ser más populares. Naturalmente es mucho más cómodo y fácil de coordinar que la alternativa «offline».

La industria de videojuegos tuvo su última gran transformación con la llegada de los «smartphones». Desde la introducción del iPhone al mercado, los teléfonos han servido para mucho más que solo hacer llamadas por teléfono, y las empresas de videojuegos han sabido capitalizar muy bien esta oportunidad. Solamente en 2018, entre las tiendas virtuales de Apple y de Google Play, se descargaron más de 113 mil millones de juegos para «smartphones». Lo curioso es que la distribución demográfica también ha ido evolucionando. Mientras que antes la mayoría de consumidores de videojuegos eran hombres, ahora las mujeres son mayoría en cuanto a descargas de juegos para «smartphones».

Sin duda es una industria fascinante, la cual provee a millones de personas alrededor del mundo un canal de entretenimiento. De cierta forma, los videojuegos compiten contra otras industrias de entretenimiento como eventos deportivos, televisión por cable, el cine y hasta la vida nocturna. Con la adopción de procesamiento en la nube y a medida vamos teniendo conexiones más rápidas al internet, la industria seguramente tendrá otro ciclo de evolución en la próxima década, fortaleciendo su modelo de negocios y encontrando nuevos nichos de mercado.


Generic placeholder image
Séptimo Sentido

Séptimo Sentido les invita a que nos hagan llegar sus opiniones, críticas o sugerencias sobre cualquiera de los temas de la revista. Una selección de correos se publicará cada semana. Las cartas, en las que deberá constar quien es el autor, podrán ser editadas o abreviadas por razones de espacio o claridad.

[email protected]

Encuéntranos en Facebook (Revista 7S) y Twitter (@revista7S)

 

MIEMBRO DE GRUPO DE DIARIOS AMÉRICA

© 2020 Séptimo Sentido, La Prensa Gráfica. Diseño de Hashtag. | Programación y mantenimiento Diseño Web LPG