Opinión desde acá

por Margarita Marroquín, #Redes Tecnopolíticas

 

Margarita Marroquín Margarita Marroquín
Lexicógrafa y comunicadora digital

¿Qué podemos hacer desde la ciudadanía digital?

Busquemos plataformas digitales enfocadas en quienes las usamos, que protejan nuestros datos y que promuevan la transparencia de los procesos.

Esta es la versión interactiva de lo que ya habíamos comenzado a plantear hace un par de meses. Seguimos delineando qué puede ser eso de ser ciudadano digital a partir de un punto importante: qué podemos hacer desde su ejercicio. ¿Por qué esta es una versión interactiva? Porque aunque esta columna se puede ver tanto en la edición impresa como en la digital, la propuesta es dialogarlo con quienes están cerca, con este periódico, en algunas aulas, con la gente de la oficina… en persona o en las redes sociales digitales (con el «hashtag» #CiudadaníaDigital, si les parece). Pero volvemos al punto.

Pongo sobre la mesa esta idea: la ciudadanía digital implica, entre otras cosas, la libertad y la responsabilidad de crear en las redes un espacio de discusión responsable, de aprendizaje colectivo. El reconocimiento del territorio digital compartido que hay que cuidar. También pasa por reconocer que lo que hacemos, opinamos o incluso decidimos influye en un territorio geográfico que posiblemente compartimos muchos en el mundo digital y en el mundo real (dicho lo de «real» solo como opuesto a lo «virtual» o «digital»).

Desde esa lógica de la incidencia en nuestra vida, cabe hablar sobre qué podemos hacer desde su ejercicio. Esta es mi parte favorita: resulta que, como sí busca incidir en instituciones, en el entorno en donde se vive, la ciudadanía digital también implica conocer y ocupar tecnologías cívicas o plataformas tecnopolíticas. Como Decidim. Esta se define como «una plataforma digital de participación ciudadana» que ayuda a tomar decisiones, con la idea de «reprogramar la democracia», gracias a su tecnología libre y segura.

Decidim, por ejemplo, consta de seis módulos para que tanto la ciudadanía como organizaciones e instituciones de Gobierno puedan organizarse a sí mismas de manera democrática. Tienen que ver con planificación estratégica, procesos y presupuestos participativos, iniciativas y consultas ciudadanas, entre otros. Y pueden adecuarse a cada institución: se adaptan a las necesidades que puede tener una organización según su naturaleza y sus objetivos de trabajo. Esta plataforma implica la creación de la tecnología alrededor del usuario.

Arnau Monterde, coordinador de Decidim, decía hace dos años que la democracia no se sitúa solo en la toma de decisiones, sino en la gestión colectiva de algún recurso: el poder intervenir en toda la capa de discusión, de toma de decisiones. Y que eso aplica tanto a organizaciones como a movimientos ciudadanos, que pueden necesitar una reorganización interna para ver qué votaciones pueden potenciarse en tiempo real, o si hay que abrir deliberaciones de propuestas ciudadanas relevantes para la vida de la comunidad. Además, uno de los principios de Decidim es cómo hibridar la participación digital con la participación presencial.

Debemos apostar a tecnologías que, como Decidim, reconozcan que en nuestros países no todo puede hacerse únicamente en lo digital, y que nos ayuden a potenciar lo mejor de ambos mundos. Que faciliten la participación digital de quienes por distintas razones no pueden salir de sus casas o de sus municipios, pero que sí quieren ser parte de una votación o de una asamblea.

Busquemos plataformas digitales enfocadas en quienes las usamos, que protejan nuestros datos y que promuevan la transparencia de los procesos. Hay tecnologías enfocadas, por ejemplo, en la creación artística o en el seguimiento a nuestra propia salud. Hacernos cargo de estas pluralidades también es parte de sabernos ciudadanos digitales. Y, en específico, la propuesta ahora es concientizarnos sobre esas tecnologías que pueden mejorar nuestra toma de decisiones para incidir en nuestra calidad de vida. Ese es un uso político de estas herramientas. Y ahí nos acercamos a las #Redestecnopolíticas y a su aporte de la ciudadanía digital.

  • Compartir -
  • |
  • 9 junio, 2019 / Opinión desde acá de Margarita Marroquín  (SÉPTIMO SENTIDO)

Generic placeholder image
Séptimo Sentido

Séptimo Sentido les invita a que nos hagan llegar sus opiniones, críticas o sugerencias sobre cualquiera de los temas de la revista. Una selección de correos se publicará cada semana. Las cartas, en las que deberá constar quien es el autor, podrán ser editadas o abreviadas por razones de espacio o claridad.

[email protected]

Encuéntranos en Facebook (Revista 7S) y Twitter (@revista7S)

 

MIEMBRO DE GRUPO DE DIARIOS AMÉRICA

© 2019 Séptimo Sentido, La Prensa Gráfica. Diseño de Hashtag. | Programación y mantenimiento Diseño Web LPG