Opinión desde acá

por Margarita Marroquín, #Redes Tecnopolíticas

 

Margarita Marroquín Margarita Marroquín
Lexicógrafa y comunicadora digital

Multitudes conectadas

Esa potencialidad de lo que alcanza la conexión nos necesita críticos, con posturas claras ante los derechos humanos y la democracia.

En una sociedad con acceso a internet, hay una manera de autocomunicarnos de manera masiva: redes sociales digitales. Yo pongo un tuit y me hablo a mí misma así como a las personas que me siguen en Twitter. Incluso a personas que no usan esta red pero que, de distintas maneras (sea porque una persona les cuenta o porque un periódico que registra conversaciones digitales), pueden enterarse de lo que dije.

Esa conexión a Internet nos permite potenciar esa habilidad de conectarnos con más personas. De coincidir ‘en tiempo real’ en ese espacio digital en que se llevan a cabo luchas y reivindicaciones por derechos humanos, conocimiento libre, democracia y organización en red (una de las maneras de entender lo tecnopolítico para Arnau Monterde). Aunque Twitter, como plataforma, no es realmente tecnopolítica, creo que el uso que le hemos dado sí lo es.

Primero, en El Salvador, desde que el 9 de febrero el presidente Bukele militarizara la Asamblea Legislativa. A partir de ahí la cantidad de información que ha circulado en Twitter es inmensa: la única manera de seguirla es hacer lecturas ‘colectivas’, en donde alguien comparte entrevistas y comenta frases clave, o suma un dato histórico que nos ayuda a leer la gravedad de la situación.

Pero también es un territorio en que se disputa la veracidad de lo que se dice y por lo simbólico. Por ver quién tiene de su lado el discurso más democrático y quién tiene mayor respaldo. Por ver quién puede salir de las redes al espacio físico y tener más apoyo: si una concentración afuera de la Asamblea Legislativa donde #ElPuebloManda o una en el Salvador del Mundo donde pedimos #PazSinDictadura e insistimos: #YaDijimosNuncaMás.

Ha sido después de todo esto que baja la popularidad de Nayib Bukele: Vivian Francos Marketing presentó un reporte esta semana en su página web y expone que las emociones mayormente asociadas en las conversaciones en redes sociales es de desconfianza e impotencia hacia el presidente. En apenas 10 horas la combinación de ‘hashtag’ #BukeleDictador #BukeleVSCongress #Bukele alcanza más 6 millones de impresiones.

En otro caso simbólico de esta semana, en México se conoce el feminicidio de Ingrid Escamilla. Una chica de 25 años que fue desollada y asesinada por su pareja de 46 años. Autoridades filtraron imágenes a periodistas, y de pronto en Twitter atestiguamos mensajes de asco ante las bromas y memes que se habían creado sobre el caso. Apenas era martes. Al final del miércoles alguien sugirió compartir fotos de ‘cosas bonitas’ para sabotear la búsqueda morbosa que personas hacían de ‘Ingrid Escamilla fotos’, ‘Ingrid Escamilla cuerpo’ e ‘Ingrid Escamilla desollada’. Ante el horror, calma. Ante la muerte, poesía.

Así, de manera espontánea, utilizamos la red como una manera de evitar la revictimización de Ingrid, y honrar su memoria (la de al menos una de las diez mujeres diarias que son asesinadas en México) con más de los 120 mil tuits con hermosas fotografías (según registra Infoactivismo). Esa solidaridad colectiva es ejemplo de lo que se puede potenciar.

Esa es la potencia de las multitudes conectadas de las que habla el Internet Interdisciplinary Institute (IN3), centro catalán de investigación, cuando habla de tecnopolítica. Esa es la potencia en la que creo. Y por eso siempre insisto en la urgencia la alfabetización digital y la conciencia sobre el ejercicio de nuestra ciudadanía digital: esa potencialidad de lo que alcanza la conexión nos necesita críticos, con posturas claras ante los derechos humanos y la democracia. Porque eso no debería ser negociable.

Así, por aprovechar esa potencia tuiteo contra la militarización del Salón Azul de la Asamblea y comparto mis mejores fotos para Ingrid, y voy al Salvador del Mundo. Ejerzo mi ciudadanía en lo digital y en lo físico. Me conecto a multitudes, a grupos de personas, en lo digital y en lo físico. ¿Y ustedes?

  • Compartir -
  • |
  • 16 febrero, 2020 / Opinión desde acá de Margarita Marroquín  (SÉPTIMO SENTIDO)

Generic placeholder image
Séptimo Sentido

Séptimo Sentido les invita a que nos hagan llegar sus opiniones, críticas o sugerencias sobre cualquiera de los temas de la revista. Una selección de correos se publicará cada semana. Las cartas, en las que deberá constar quien es el autor, podrán ser editadas o abreviadas por razones de espacio o claridad.

[email protected]

Encuéntranos en Facebook (Revista 7S) y Twitter (@revista7S)

 

MIEMBRO DE GRUPO DE DIARIOS AMÉRICA

© 2020 Séptimo Sentido, La Prensa Gráfica. Diseño de Hashtag. | Programación y mantenimiento Diseño Web LPG