En los países por donde el covid-19 pasó primero ya hay una preocupación por retomar las actividades. Aunque de modo paulatino y con cautela, se busca que las consecuencias económicas y sociales no sean devastadoras.

Los países empiezan a planificar la vuelta a la normalidad

Un reportaje de EFE

Fotografías de EFE

Fotografía de EFE

Mientras la pandemia de coronavirus mantiene confinada a gran parte de la población del planeta, algunos países donde la plaga está perdiendo fuerza han empezado a planificar o incluso poner en marcha una cautelosa y escalonada vuelta a la normalidad, como hizo España el pasado lunes en algunos sectores industriales.

ITALIA SE PLANTEA LA REAPERTURA CON MUCHA CAUTELA

En Italia, con 20,000 muertos, uno de los países más afectados y que fue durante un tiempo epicentro de la pandemia, el Gobierno no quiere bajar la guardia y ha prolongado hasta el 3 de mayo las medidas de confinamiento de las personas en sus casas y el cierre de todas las actividades no esenciales.

El nuevo decreto permite, no obstante, la apertura de algunos pocos negocios que estaban hasta ahora cerrados, algo casi simbólico. Son las librerías, papelerías, tiendas de ropa para niños y algunos servicios forestales, que se suman a las tiendas de primera necesidad aún en activo, como supermercados o farmacias.

Las autoridades italianas insisten en que, aunque se está aplanando la curva de contagios y muertos, aun no es suficiente para retomar otras actividades. «No podemos poner en riesgo los sacrificios cumplidos porque así todos los resultados positivos logrados se podrían perder», ha dicho el primer ministro, Giuseppe Conte.

La esperanza del Gobierno italiano es que tras el 3 de mayo pueda dar inicio la llamada «Fase 2», la apertura gradual del país, y solo si antes de esa fecha se verifica una mejora de la situación, se podría pensar incluso en reiniciar algunos sectores.

Por ello ha pedido a las empresas que preparen protocolos de seguridad y desinfecten sus instalaciones cuanto antes.

Algunas regiones, dentro de sus competencias, ha adoptado algunas medidas diferentes.

Por ejemplo, Lombardía, la más afectada por la epidemia, ha decidido que no permitirá la apertura de las librerías y papelerías, contradiciendo las disposiciones anunciadas por Conte.

En cambio, en Véneto, donde la epidemia se ha podido contener mejor, va a flexibilizar algunas prohibiciones:se permitirá abrir mercados al aire libre y se podrá salir a hacer deporte a más allá de 200 metros del domicilio.

ESPAÑA PERMITE LA VUELTA AL TRABAJO EN SECTORES NO ESENCIALES

España, que junto con Italia y EUA es uno de los países con más casos y muertos, se prepara para salir de la «hibernación» y volver a recuperar algunas actividades no esenciales, como la industria pesada y la construcción.

Pero persistirá el confinamiento porque su «desescalada» no se producirá antes de dos semanas, sin descartar que las restricciones puedan mantenerse o reforzarse después del día 26. El estado de alarma y las restricciones concluyen ese día, pero el Ejecutivo no descarta prolongarlas hasta el 11 de mayo si fuera necesario.

Para ello, el Ministerio del Interior ha desplegado un operativo para repartir diez millones de mascarillas en puntos logísticos de toda España, como las estaciones de metro o las paradas de autobús.

Pero esta reapertura parcial de la economía no supone el final del confinamiento para gran parte de la población y se mantiene la suspensión de todas las actividades turísticas, hosteleras, educativas y deportivas.

ALEMANIA Y HOLANDA ESTUDIARAN PRONTO LOS PASOS A SEGUIR

En Alemania rige desde el 22 de marzo y, en principio, hasta el 19 de abril, la prohibición de reuniones o salidas de más de dos personas -ampliable, en caso de núcleos familiares u otras formas de convivencia-. Se permite la práctica individual de deportes al aire libre.

Las medidas fueron acordadas entre la gran coalición de la canciller Angela Merkel y los poderes regionales, a los que corresponde implementarlas. Baviera, el estado federado con más contagios, implantó el cierre casi total de la vida pública.

El miércoles próximo habrá otra reunión entre Merkel y los líderes para acordar los pasos a seguir.

Se estima que serán clave para ello las recomendaciones emitidas por el grupo de investigadores de la Academia Superior Leopoldina, que aconsejan la «pronta apertura» de las escuelas para alumnos a partir de diez años.

Los expertos de la Leopoldina condicionan la apertura gradual a que se «mantengan a un nivel bajo consolidado» los contagios y a «nivel alto» los parámetros de higiene en toda la vida pública.

En ese contexto se podría «reanudarse gradualmente» la actividad comercial, laboral y administrativa, así como, en fases siguientes y sin concretar plazos, la vida social, cultural, acontecimientos deportivos e incluso viajes privados o de trabajo.

Para resucitar. Evitar más castigo a los pequeños y medianos negocios es la consigna de la mayoría de gobiernos en la reapertura.

HOLANDA

El Gobierno holandés todavía no ha decidido cuándo empezará a relajar las medidas establecidas para luchar contra los contagios por el nuevo coronavirus, aunque el primer ministro Mark Rutte advirtió de que el regreso a la vida normal será «una cuestión de largo plazo» y que solo empezará una desescalada cuando las cifras de ingresos hospitalarios se hayan estabilizado.

«Los datos muestran con cautela que (las medidas) no se aplican por nada. Existe el riesgo de que la gente piense que pueden aflojar las reglas, pero eso puede ser un gran error», explicó Rutte.

En cualquier caso, el «confinamiento inteligente», la estrategia aplicada por el Gobierno holandés en la que se permite aún salir a la calle pero con el cierre de los lugares de reunión social, se aplicará hasta al menos el 28 de abril, y los eventos como conferencias, ferias, partidos de fútbol, etc. están prohibidos hasta el 1 de junio.

Rutte anunció que el 21 de abril tomará una decisión sobre la extensión o relajación de las medidas actuales, aunque subrayó que las posibilidades de que se amplíen son «reales» y enfatizó la importancia de quedarse en casa.

LONDRES CREE QUE ES PRONTO PARA PLANTEAR UN RELAJAMIENTO

El ministro británico de Exteriores, Dominic Raab, dijo que «es demasiado pronto» para plantearse un relajamiento de las restricciones impuestas hace tres semanas para contener la propagación del virus.

Raab sustituye a Boris Johnson al frente del Gobierno mientras el primer ministro se recupera del COVID-19 en su residencia oficial campestre de Chequers, tras salir del hospital londinense de St. Thomas, donde ingresó el 5 de abril y pasó tres noches en cuidados intensivos. «Habrá un momento en el futuro en que podremos hablar de una transición, pero aún no estamos en ese punto», afirmó Raab, en vísperas de que se cumpla la fecha en que legalmente el Ejecutivo debe revisar esas restricciones.

Raab sustituye a Boris Johnson (primer ministro británico) al frente del Gobierno mientras el primer ministro se recupera del COVID-19 en su residencia oficial campestre de Chequers, tras salir del hospital londinense de St. Thomas, donde ingresó el 5 de abril y pasó tres noches en cuidados intensivos. «Habrá un momento en el futuro en que podremos hablar de una transición, pero aún no estamos en ese punto», afirmó.

***

VOLVER A LA VIDA NORMAL

Israel, Austria, República Checa y Escandinavia son algunos de los países y regiones que más avanzados tienen los planes de vuelta a la normalidad, si bien están condicionados a que la situación siga mejorando.

El Gobierno austríaco presentó ya una hoja de ruta para reactivar la economía de forma paulatina, con un primer paso que será la reapertura de los pequeños comercios de menos de 400 metros cuadrados.

Además, también el martes, volverán a abrirse importantes parques de Viena, como el del Palacio de Schnbrunn, aunque se reforzará la presencia policial para supervisar el cumplimiento de las reglas de distanciamiento social y evitar que se formen grupos.

Desde el uso de mascarillas también será obligatorio en los transportes públicos como ya lo son en los comercios.

Desde las restricciones decretadas el 16 de marzo solo establecimientos esenciales como supermercados, farmacias y estancos están abiertos al público. Las actividades en sectores estratégicos como obra, industria y agricultura han continuado con medidas especiales de seguridad.

La reapertura de los pequeños comercios se hará con limitaciones de clientes, la obligatoriedad de llevar mascarillas y medidas especiales de higiene.

El resto de comercios, si todo va bien, se abrirán a partir del 1 de mayo, mientras que restaurantes, hoteles y otros servicios, como salones de belleza o tintorerías, podrán retomar la actividad como pronto a mediados de mayo aunque esa decisión se supeditará a cómo evolucione la situación.

Los exámenes de final de curso y las pruebas que acreditan la superación del bachillerato se realizarán, pero los centros permanecerán cerrados al menos hasta mediados de mayo

Por el momento no se contempla permitir grandes eventos públicos, tanto deportivos como culturales, al menos hasta finales de junio. Tampoco hay una fecha prevista para la reapertura de cines y teatros, cuya situación se evaluará en las próximas semana. Otras instalaciones públicas como piscinas, pistas deportivas y gimnasios permanecen cerrados y a finales de abril se ofrecerá más información sobre posibles fechas de reapertura.

ISRAEL

En Israel, el Consejo de Seguridad Nacional ha diseñado un plan para salir de la emergencia sanitaria y reactivar la economía en cuatro fases.

En una primera etapa los trabajadores del ámbito financiero, alta tecnología o industrias -que emplean a más de un 10 % de la población- podrían volver a trabajar adoptando reglas para prevenir el contagio: con mascarillas, una distancia de dos metros y estrictas normas de higiene.

En esta fase también se ampliaría el transporte público -ahora funciona bajo mínimos-, podrían reabrir los centros de educación especial o preescolares y las oficinas del sector público retomarían su actividad en un 50 %.

Las siguientes tres etapas se sucederían con dos semanas de distancia cada una.

El segundo paso sería la apertura de comercios y negocios no esenciales, actualmente cerrados, y el regreso a las escuelas de los niños de entre 6 y 10 años.

El siguiente nivel contempla la vuelta al funcionamiento presencial de los colegios para los mayores de 10 años, aunque se recomienda que las universidades sigan con el curso de manera virtual.

También se permitirá la apertura de cafés, bares y restaurantes, aunque en estos se deberán mantener las reglas de higiene básicas y el distanciamiento social.

La última fase solo se adoptará cuando la pandemia esté bajo control, y prevé reabrir el resto de espacios de ocio o culturales, como salas de cine o teatro. Será también en este momento cuando se permitirá el regreso a los centros comerciales, la celebración de competiciones deportivas y el retorno de la circulación de vuelos de pasajeros. Así, la vuelta del turismo al país no se prevé hasta una etapa avanzada.

El plan, sin embargo, no contempla la ampliación de la libertad de movimientos al mismo tiempo para toda la ciudadanía: la población de riesgo y los mayores de 60 años deberán permanecer encerrados mientras estas fases avanzan y las autoridades deberán definir el modo en el que se va aliviando su aislamiento.

Volver a confiar. En el regreso paulatino a las actividades, hay cautela. Las medidas de seguridad no van a desaparecer, a pesar del control de la pandemia.

REPÚBLICA CHECA

República Checa permite desde el pasado jueves la apertura de algunos comercios, como grandes tiendas de bricolaje, ferreterías y establecimientos de venta de equipamiento de ocio. La reapertura de los negocios se realiza con estrictas medidas de higiene, con geles desinfectantes a disposición de la clientela y una distancia de seguridad.

Ha relajado también algunas limitaciones impuestas sobre actividades deportivas. De esta forma, han reabierto centros de deporte al aire libre donde los usuarios no tienen obligación de usar mascarilla pero deberán mantener una distancia de dos metros entre ellos. Los vestuarios permanecerán cerrados..

En el país centroeuropeo se ha prolongado el estado de emergencia hasta el 30 de abril y es obligatorio el uso de mascarillas o una prenda que cubra boca y nariz, como una bufanda, al salir a la calle.

Un equipo de expertos discutirá la apertura de algunos comercios no esenciales, como librerías, a partir de esta semana, según el ministro de Industria y Comercio, Karel Havlícek.

ESCANDINAVIA

En Dinamarca reabrirán este martes las guarderías y escuelas de todo el país, pero se mantienen hasta el 10 de mayo al menos la prohibición de concentraciones de más de diez personas, así como el cierre de fronteras a extranjeros sin permiso de residencia.

En Suecia, el país que hasta ahora adoptó medidas menos severas y mantuvo abiertas las escuelas, el gobierno consensuó a principios de mes con la oposición una ley de emergencia que le permite adoptar medidas inmediatas contra la pandemia.

TRUMP SE IMPACIENTA

En el actual foco de la pandemia, Estados Unidos, el país con más casos y más muertes por coronavirus, el Gobierno federal planea mantener al menos hasta el próximo 30 de abril su recomendación de que los estadounidenses trabajen desde casa y salgan a la calle lo mínimo posible, pero el presidente Donald Trump ha vuelto a dar señales de impaciencia.

Trump -que a finales de marzo ya abogó por que el país volviera a la normalidad el 12 de abril, pero luego se vio obligado a dar marcha atrás- está deseando reactivar la economía, un factor que puede ser determinante para lograr un segundo mandato en las elecciones de noviembre.

El presidente quiere que el grueso de la actividad económica se reanude el próximo 1 de mayo, según varios medios, pero muchos expertos en salud pública, incluidos algunos en el Gobierno, creen que ese objetivo no es realista y por eso la Casa Blanca no se ha comprometido públicamente con ningún calendario.

El principal epidemiólogo del país, Anthony Fauci, dijo este domingo que «quizá el próximo mes» podría iniciarse la reapertura parcial del país, pero el director de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), Robert Redfield, recordó este lunes que aún hay trabajo por hacer antes de dar ese paso.

Aunque el Gobierno federal emita recomendaciones, las órdenes de quedarse en casa dependen en último término de las autoridades estatales y locales, y hasta ahora 42 de los 50 estados de EUA, además de Puerto Rico y varias ciudades, han emitido decretos en ese sentido, por lo que aproximadamente el 95% de la población estadounidense (unos 316 millones de personas) está recluida.

 


Generic placeholder image
Séptimo Sentido

Séptimo Sentido les invita a que nos hagan llegar sus opiniones, críticas o sugerencias sobre cualquiera de los temas de la revista. Una selección de correos se publicará cada semana. Las cartas, en las que deberá constar quien es el autor, podrán ser editadas o abreviadas por razones de espacio o claridad.

[email protected]

Encuéntranos en Facebook (Revista 7S) y Twitter (@revista7S)

MIEMBRO DE GRUPO DE DIARIOS AMÉRICA

© 2020 Séptimo Sentido, La Prensa Gráfica. Diseño de Hashtag. | Programación y mantenimiento Diseño Web LPG