«Mi trato hacia los demás solo es el mismo que me gustaría recibir»

¿A qué le teme más en la vida?

A una vida sin trascendencia, que en cien años nadie sepa que existí.

¿Qué le gustaría que dijera su epitafio?

Amé demasiado la luna, como para temerle a la noche.

¿Qué es lo que más disfruta de su trabajo?

Tratar de cerca a todo tipo de personas y esforzarme por hacerle fácil la vida al a gente que me rodea.

Actualmente, ¿cuál considera que es su virtud más sobrevalorada?

La amabilidad, mi trato hacia los demás solo es el mismo que me gustaría recibir, por eso no lo considero un mérito.

¿Cuál es el carácter histórico que más desprecia?

Los genocidios cometidos a muchos grupos étnicos, en diferentes épocas de la historia. Son una vergüenza que aún nos ensucia a todos.

¿Qué es lo más ilegal que ha hecho?

Conducir sin licencia.

De volver a comenzar su vida, ¿qué otro negocio o profesión elegiría?

El sueño inicial de ser periodista, seguramente también me habría hecho muy feliz y plena.

«El alma se ve reflejada en el legado que dejas»

¿Qué la motivó a entrar a la industria audiovisual?

Siempre pensé que por medio de los audiovisuales podía reflejar mi visión de las cosas a los demás.

¿Qué es lo que más disfruta de su trabajo?

El reto de sacar adelante el proyecto, que los demás lo disfruten y sentirme satisfecha con el trabajo realizado.

¿Quiénes son sus mayores influencias para su trabajo creativo?

Todo y todos. Intento aprender algo nuevo de cada persona o experiencia.

¿Cuál es el hecho histórico que más rechaza?

La matanza de 1932.

¿Cree en la inmortalidad del alma?

Claro, para mí el alma se ve reflejada en el legado que dejas.

¿Qué o quién es el más grande amor de su vida?

Yo me considero el más grande amor de mi vida.

¿Cuál es su idea de la fidelidad?

No me gusta mucho la palabra fidelidad, no creo en ella, prefiero llamarla «lealtad».

«Lo que más disfruto es compartir mis conocimientos y experiencia con mis alumnos»

​​​​​​​¿Cómo se imaginaba que iba a ser tu vida?

Me imaginaba en un trabajo tranquilo con un horariode 8 a 4 y libre los fines de semana.

¿Qué es lo que tiene más valor de su situación actual?

Me encanta producir para televisión o para clientes directos pero lo que más disfruto es compartir mis conocimientos y experiencia con mis alumnos.

De seguir cómo vas, ¿cómo creés que vas a estar en 10 años?

Espero seguir impartiendo clases y estrenando proyectos audiovisuales que están en el tintero. Un largometraje documental y ficción.

¿Qué es lo peor que te podría pasar haciendo cine?

Que a ti no te guste lo que has hecho. Siempre da el sentimiento de mejor hubiera colocado la cámara de esta manera u otra, pero me refiero al hecho de no haber abordado el tema de la mejor manera.

¿Cuál es tu miedo más grande?

No terminar mis proyectos, tanto en ficción como en documental, transcender a partir de ellos.

¿Su cineasta favorito?

Martin Scorsese, en especial sus películas antes del 2000.

¿Qué es lo más ilícito que has hecho?

Uso de música sin permiso, en producción audiovisual es importante tener los derechos.

«Crear mi propio negocio siempre fue mi sueño de infancia»

¿Qué la motivó a fundar su propio negocio?

Siempre fue mi sueño de infancia. Al crecer, me concentré en buscar oportunidades laborales y tuve varios empleos, pero al quedarme sin uno, vi la gran oportunidad de retomar mi meta de pequeña.

¿Qué cosas tendría que repetir para asegurarse de que a estar exactamente en esta misma situación?

Formación continúa, ser autodidacta e innovar en cada regalo y decoración.

¿Qué aprendió de su peor fracaso?

A ser más precavida al momento de realizar un nuevo proyecto. Cada fracaso me ayuda a mejorar en los detalles administrativos, el servicio al cliente y en mi producto terminado.

¿Cuál considera que ha sido su mayor logro?

Darle vida a mi marca y ser reconocida por mis clientes nacionales e internacionales.

¿Cuál es su posesión más preciada?

No tengo una posesión material, pero tengo mi versatilidad como aliada para poner en marcha mis ideas.

¿Dónde y cuándo es feliz?

En mi pequeño taller. Ese espacio me llena de satisfacción y supera mis expectativas.

¿Qué le hace falta para estar lista?

Más apoyo de las instituciones que direccionan el camino del emprendimiento en El Salvador.

«Trato de mantenerme lo más tranquila posible durante la mayor parte del día»

¿Cuál es su rutina para escribir?

Escribo las primeras líneas en mi teléfono, porque siempre las ideas me caen cuando voy de camino a casa. Dejo reposar por días (o semanas) mis líneas, y luego ya me siento con cuaderno en mano a completar todo. No me exijo escribir x cantidad de textos al día, sino que estar segura que lo que escribí es sincero, crudo y mío.

¿Cuántos libros ha leído en lo que va del año?

2020 lo he iniciado con cuatro libros, tres de ficción y uno de no ficción.

Si su epitafio fuera un verso, ¿cuál sería?

It is what you fear.

I do not fear it: I have been there.

Sylvia Plath

¿Qué podría hacer que no esté haciendo?

Estudiar algo nuevo. Podría estar estudiando historia o filosofía.

¿Cuál es su estado mental más común?

Tranquilidad. Trato de mantenerme lo más tranquila posible durante la mayor parte del día (aunque la realidad nacional y mis trajines diarios puedan arruinarlo).

¿Quién le habría gustado ser?

Una novelista británica de la época victoriana, como George Eliot, Charlotte Brontë o Elizabeth Gaskell.

Si pudiera cambiar un problema en el mundo, ¿cuál sería?

La falta de acceso a educación de calidad en niños, niñas y adolescentes en condiciones vulnerables. La educación tiene el poder de cambiar vidas, y estoy cien por ciento segura de esto, pues yo soy una de esas niñas a quien tener acceso a la educación cambió su vida y la de mi familia por completo.

«La felicidad nunca es absoluta y permanente»

¿Qué la llevó al mundo de la fotografía?

Siempre me gustaron las artes. Un día fui a un recital de piano en el Centro Nacional de Artes y solo recuerdo ver una cámara impresa pegada en una puerta, fue en noviembre del 2013, en ese instante decidí aprender fotografía. Al siguiente año fui la primera en inscribirme al curso de fotografía y lo gracioso fue que me aceptaron sin tener una cámara.

¿Qué es lo que más disfruta de su trabajo?

Creo que, a mis 26 años, no he trabajado nunca. Como leí en algún lado: «Si lo disfrutas, no es trabajo». Solo sé que me divierto haciendo todo el proceso de producción y que al llegar a mi casa quiero editar las mejores fotos del día. No lo veo como mi trabajo, sino como algo que disfruto y que me pagan por hacerlo.

¿En qué se inspira para realizar una fotografía?

Cualquier objeto, tazas de café, un libro, una brújula, contraste de texturas, colores, objetos mundanos. Me gusta pensar en cómo se vería un dedo sosteniendo tres tazas de café, personajes saliendo de un tintero, un dragón de humo o saturno blanco y resplandeciente.

¿Cuál es su idea de la felicidad perfecta?

Soy de las que piensa que la felicidad nunca es absoluta y permanente, sino que se divide en pequeños momentos del día, cuando abrazas a tu amigo, cuando tu mamá te cuenta los chismes de la colonia mientras te hace comida, cuando tu novio te espera en la puerta de su casa. A eso le llamo momentos efímeros y perfectos, eso es felicidad.

¿Cuál es su miedo más grande?

Creer que lo he aprendido todo.

¿Cuál es su posesión más preciada?

Mi primera cámara. Aunque no lo crean es una caja de cartón con un agujero microscópico y la hice en el diplomado de fotografía, es una cámara estenopeica, mejor conocida como pinhole.

¿Qué podría hacer que no esté haciendo?

Podría hacer mosaicos grandes, piezas de cerámica, fotografía analógica. Pero en esta vida al final hay que decidir qué camino o especialidad seguir, allí está el éxito, que te conozcan por algo en específico y no por hacer de todo.

«Puedo hacer mucho por los Derechos Humanos»

¿Qué es lo que más ha aprendido al trabajar con comunidades?

A respetar su cosmovisión de la vida. No imponer procesos y prácticas que no son acordes a su cultura y creencias.

Si fueras a vivir tu vida a tope, ¿de qué sería lo primero de lo que tendría que deshacerse?

De la procrastinación.

¿Qué carrera o negocio consideraría si tuviera que comenzar otra vez?

De pequeño, quise ser arquitecto; luego, veterinario, pero me quedo como abogado, porque desde aquí puedo hacer mucho por los Derechos Humanos

¿Cuál es su posesión más preciada?

No tengo, soy bien desprendido de las cosas.

Si después de muerto debe volver a la Tierra, ¿convertido en qué persona o cosa regresaría?

Me gustaría volver a ser una persona y mantener mi esencia, pero si tuviera que escoger mi nacionalidad, sin lugar a duda volvería a ser salvadoreño.

¿Cuál considera que ha sido su mayor logro?

Resiliencia a la vida.

Si pudiera cambiar un problema en el mundo, ¿cuál sería?

La malnutrición en todas sus manifestaciones.

«Mis letras son mis ideales»

¿Cómo llega a la escena del hip hop?

Llegué por medio del grafiti en 2006. Luego,en 2012,comencé a participar en batallas de freestyle y un año después empecé a escribir y hacer música urbana.

¿Cómo surge su nombre «Sukafro«?

Quería tener un nombre que a primeras se supiera que se trataba de mí. Así que deformé la palabra «afro» ya que era por lo que más me conocía la gente -por mi cabello afro-.

¿En qué se inspira para escribir sus letras?

Mis letras son mis ideales y también son mi percepción ante la vida. Mis letras giran entorno a lo que sucede en ella ya sea lo que viva, vea o disfrute.

¿Qué es lo más ilícito que ha hecho?

El «vandalismo» a través del grafiti.

¿Cuál considera que ha sido su mayor logro?

Que mi música llegue al punto de ayudar al estado de ánimo de las personas y se sientan identificadas a través de ella. Me quedó la bonita experiencia de que alguien del público, previo a una presentación, se me acercó y me dijo: viaje desde Suiza para verte cantar.

¿Cuál ha sido su mayor atrevimiento en la vida?

Ser yo mismo y tener una segunda oportunidad de vida.

¿Qué resultado espera obtener con lo que está haciendo?

Tener paz conmigo mismo.

«El docente debe investigar, ir a la vanguardia»

¿Por qué apostarle a la educación en El Salvador?

Porque la educación es el tesoro más valioso que les podemos heredar a nuestras actuales y futuras generaciones, y ellas puedan hacer cambios permanentemente.

¿Cómo cree que puede cambiar al país desde la docencia?

El docente debe tener un rol activo en la educación. Las personas aprendemos del modelaje de los demás, y el docente debe investigar, ir a la vanguardia con las generaciones y motivar a los estudiantes a desarrollar pensamiento crítico para que busquen soluciones a cualquier problema que tengan que afrontar, para que se apropien de las responsabilidades que tienen con su familia y país.

¿Qué le cuesta trabajo?

Desvelarme. Prefiero madrugar.

¿Cómo se imaginaba que iba a ser su vida?

Cuando era niña me imaginaba que tendría muchos hijos.

¿Qué le gustaría que dijera su epitafio?

Respira, respira y no dejes de respirar, luego piensa en cosas bellas que compartimos. Di lo que quieras y sigue respirando, sonriendo, amando y perdonando.

¿Cuál es el carácter histórico que más rechaza?

Las riquezas acumuladas, las guerras, la pobreza extrema.

¿Qué carrera o negocio consideraría si tuviera que comenzar otra vez?

Un negocio de frutas, verduras y comida saludable, con consejos prácticos de nutrición.

«No creo que la ética del mundo actual sea muy diferente a la de antes»

¿ Cómo nace su pasión por la batería?

En el colegio donde estudié formaron una banda conniñas de primaria. Recuerdo verlas tocar y presentarse en los actos escolares. Yo estaba en cuarto grado. Me llamó la atención ver tanto instrumento, especialmente la batería.

¿Quiénes son sus bateristas preferidos?

Cuando comencé a tocar, admiraba mucho a Travis Barker y John Bonham. Ahora, a pesar de que tengo clarísimo que hay bateristas más virtuosos, le tengo un especial cariño a Taylor Hawkins.

¿Hay alguien en quien se haya inspirado en su profesión?

En mis compañeras y compañeros músicos. Siempre tengo algo que aprender de ellos.

¿Qué piensa de la ética del mundo actual?

En términos generales, no creo que la ética del mundo actual sea muy diferente a la de antes. En todo caso, estoy consciente en que la falta de ética con la que han actuado las personas, sobre todo las élites económicas y políticas, es lo que ha terminado por desencadenar los grandes conflictos sociales y medioambientales.

¿Cuál sería su empleo perfecto?

Un empleo en el que me paguen por practicar la batería en un horario de ocho horas al día.

¿Qué es lo que más le conmueve?

Las cosas hechas con pasión.

¿Cuál es su idea sobre el éxito?

Hacer lo que te gusta.