«Fui la única salvadoreña en ganar las medallas de oro en esgrima»

¿Cómo imaginó que iba a ser su vida?

Siempre imaginé que en mi vida lo que fuese que hiciera iba a tener que ver con el deporte, porque lo practico desde que tengo cinco años. Me cambió la vida, me abrió muchas puertas y pienso que lo va a seguir haciendo. Me gradué de Comunicación Social y quiero usar mi carrera para hacer periodismo deportivo.

¿Cuál ha sido su mayor atrevimiento en la vida?

Practicar un deporte que no es popular y seguirlo practicando sabiendo que no es algo de lo que voy a vivir. Es un atrevimiento que me da gusto.

¿Cuál considera que ha sido su mayor logro?

Ganar los Juegos Centroamericanos de Managua 2017, una competencia que se realiza cada cuatro años. En esos mismos juegos, gané en sable y en florete por equipos. Fui la única salvadoreña en ganar las medallas de oro en esgrima.

¿Cuál es su idea sobre el éxito?

Es sentir la satisfacción de que uno ha dado todo lo que pudo dar, sin importar si se llega o no a la meta. Si arriesgué y no gané, al menos lo intenté.

¿Hay alguien en quien se haya inspirado para practicar deporte?

Los deportistas Rafael Nadal y María Sharapova.

¿Dónde y cuándo es feliz?

Cuando estoy en la pista de esgrima haciendo lo que más me gusta.

¿Qué significa para usted la muerte?

Un recordatorio de que debemos dar lo mejor de nosotros mientras vivamos. Debemos querer, cuidar y respetar a quienes viven la vida junto a nosotros.

“Todo llega cuando uno está abierto a nuevas posibilidades”

¿Cuál es su idea sobre el éxito?

Ser feliz, vivir en paz, criar un hijo como buen ser humano y nunca dejar de estudiar. También ser exitoso es incidir desde las aulas de la universidad.

¿Qué hace cuando tiene dificultades para resolver un problema?

Primero, diálogo. Segundo, entablo monólogos conmigo misma o con quien me quiera escuchar. Confieso que también lloro como niña desamparada.

¿Qué consejo se daría?

“Seguí adelante, no te rindás, falta todavía”. Todo llega cuando uno está abierto a nuevas posibilidades.

¿Cuál es el problema más difícil de comunicación que ha tenido?

Encontrar personas que no quieren aprender ni crecer, que no tienen aspiraciones y que no hacen nada por cambiar su entorno.

¿Qué hace para que su clase no sea aburrida?

Contar historias a los estudiantes. Muchos procesos de comunicación pasan por la empatía que uno tiene con ellos. Les evoco memes y uso expresiones que veo en redes sociales.

¿Hay alguien en quien se haya inspirado en su profesión?

En Francisco Andrés Escobar. Me decía que nunca renunciara a la docencia, a “dar terapia de choque a las mentes de los estudiantes para que salieran de su comodidad”.

¿Cuál considera que ha sido su mayor logro?

Encontrarme en esta carrera. Yo no trabajé en medios de comunicación ni en instituciones. Desde que salí de la universidad me reclutaron y formaron para ser docente en investigación.

“Soy dichoso en tener algo que decir, algo de qué hablar”

¿Por qué actúa?

Soy dichoso en tener algo que decir, algo de qué hablar, algo que compartir, ¡y qué mejor manera que hacerlo jugando a ser actor!

¿Cuál es su idea de la felicidad perfecta?

No estar solo, pero estar acompañado de las personas indicadas.

¿Cuál es su miedo más grande?

Las pandillas y maras, vivo con un pavor constante de que ellos puedan hacerme daño a mi familia o a mí.

¿Qué es de lo que más se arrepiente?

De no haber tenido el valor de decirle a mi mamá que quería ser bailarín cuando estaba pequeño.

Si fuera a vivir su vida a tope, ¿de qué sería lo primero de lo que tendría que deshacerse?

De mis inseguridades y miedos, creo que es lo que me podría atar para no vivir una vida a tope.

¿Qué significa para usted la muerte?

Libertad.

¿Qué no perdonaría?

La mediocridad, y menos normalizarla y vivir con ella.

“Ya tengo el mejor superpoder: ¡el café!”

¿Qué o quién es el más grande amor en su vida?

El más grande amor en mi vida es mi esposa, Lily Pacas.

¿Cuál es el último libro que leyó?

“El Poder del Ahora”, escrito por Eckhart Tolle.

¿Qué no perdonaría?

No me perdonaría a mí mismo si le fallara a mi esposa e hijos.

¿Cómo reacciona a las críticas si cree que son injustificadas?

No permito que las críticas afecten mi corazón ni dejo que los elogios se vayan a mi cabeza.

¿Cómo imagina su vida dentro de 10 años?

Llena de amor y felicidad, con mis hijos persiguiendo y cumpliendo sus sueños. Me imagino seguir en mi mundo e industria de café de especialidad, con nuevas metas y retos.

¿Quiénes son sus maestros?

He tenido solo un maestro y una maestra. El maestro me enseñaba con amor: era mi papá. La maestra todavía me enseña, pero lo hace con dureza: es la vida. De ambos he aprendido mucho.

¿Cuál superpoder quisiera tener?

Ya tengo el mejor superpoder: ¡el café!

“Hemos tenido grandes aprendizajes en todas las áreas del desarrollo de videojuegos”

¿Por qué crear videojuegos en El Salvador?

Existen ya estudios establecidos que cuentan con experiencia de al menos cinco años desarrollando y comercializando videojuegos internacionalmente, lo cual, ha tenido un importante impacto a escala local, generando un verdadero capital humano.

¿Qué destrezas le han generado las dificultades de hacer videojuegos?

Hemos tenido grandes aprendizajes en todas y cada una de las áreas del desarrollo de videojuegos; esto va desde el diseño, producción y comercialización del mismo en el mercado internacional.

¿Qué es lo que tiene más valor de su situación actual?

El aprendizaje que hemos tenido gracias a todos los errores que cometimos en el pasado.

¿Qué resultado espera obtener con lo que está haciendo?

Que nuestro nuevo videojuego en desarrollo, The Last Friend, se convierta en nuestro producto insignia, que logre generar suficientes ganancias para que nuestra compañía crezca y sea 100 % sostenible.

¿Qué consejo se daría?

No olvidar seguir aprendiendo de nuestros errores y siempre estar atentos al mercado internacional.

¿Cuál ha sido su mayor atrevimiento en la vida?

Tomar la decisión de formar una empresa dedicada completamente al desarrollo de videojuegos.

¿Qué carrera o negocio consideraría si tuviera que comenzar otra vez?

Gestión de proyectos relacionada con las industrias creativas.

«Los ambientes pesimistas son contagiosos»

¿Cuál ha sido su mayor riesgo?

Cofundar SPOT, una «startup» de desarrollo de tecnología enfocada a la inteligencia artificial. Supuso un riesgo en un momento porque al iniciar había una gran posibilidad de no consolidarnos como empresa.

¿Qué le emociona más de su profesión?

El impacto positivo que puedo generar en las personas e industrias con las que trabajo, gracias a la inteligencia artificial.

¿A qué personas admira?

Mi madre y mi hermana son las mujeres a las que más admiro. Ellas me han enseñado con su ejemplo a superarme y perseguir mis metas.

¿Qué es lo que más le disgusta?

Los ambientes negativos y/o pesimistas porque son contagiosos… y los insectos.

Una canción que le alegra el día…

«Be Alright«, de Ariana Grande, porque está llena de optimismo.

¿Cuál es su trabajo soñado?

Disfruto mucho cantar en privado y reuniones familiares. Si fuera cantante interpretaría música soul o R&B.

Si pudiera cambiar un problema en el mundo, ¿cuál sería?

Mejorar la accesibilidad de las personas para solventar las necesidades vitales. Lograr que puedan tener un verdadero desarrollo humano con agua potable, energía eléctrica, comida saludable y educación integral de calidad, etcétera.

«Guardar rencor te enferma el corazón»

Una cosa que no perdonarías…

Que me mientan.

Una canción que te levante el ánimo…

«NASA», de Ariana Grande.

¿Qué es lo más ilícito que has hecho?

Una canción de parodia que se llama «Tijeras»; y trata sobre temas LGBTI que deben dejar de ser tabú.

¿A qué persona viva despreciás?

A nadie. Guardar rencor te enferma el corazón.

¿Cuál es tu mayor extravagancia?

Mi personalidad.

¿Por qué hacés música?

Es algo que siempre he querido hacer y mi familia siempre fomentó los sueños.

¿Cómo te imaginás en 10 años?

Hay una canción que me gusta y que dice «cuando tenga 20 años recién cumplidos… con ‘tattoos’, con trenzas y el pelo teñido». Me veo triunfando en lo que a mí me gusta y no en lo que han impuesto que debe gustarme.

«Nunca imaginé que iba a ser una cantante de ópera»

¿Cómo te imaginabas que iba a ser tu vida?

De chica siempre supe que quería ser cantante, aunque nunca imaginé que iba a ser una cantante de ópera. A medida que fui creciendo, pensé en las mil y una posibilidades que podía elegir para mi vida, las cosas que me gustaría hacer. Pero siempre hubo algo dentro de mí que me empujaba a la música, al canto.

¿Cómo creés que vas a estar en 10 años?

Espero estar desarrollando al máximo mi carrera, estudiando alguna maestría en Europa, mientras trabajo en alguna casa de ópera.

¿Cómo ponés tu talento a trabajar por tu meta?

Actualmente formo parte del Coro de la Ópera de Rosario, en donde poco a poco voy ganando experiencia. Participo de recitales que la Escuela de Música organiza y en diferentes concursos.

¿Qué es lo peor que te podría pasar en el canto?

Tener algún tipo de lesión vocal que me impida continuar cantando, de lo demás uno siempre se recupera.

¿Tu músico favorito?

Realmente no tengo un músico favorito ni música preferida. Me gusta escuchar de todo un poco.

¿Cuál sería tu empleo perfecto?

Trabajar en una casa de ópera, haciendo papeles importantes.

¿Hay alguien en quien te hayas inspirado en tu profesión?

Aunque parezca trillado, algo que me encanta de María Callas es la forma en cómo ella interpretaba las piezas y los papeles que hizo tanto en la actuación como con su propia voz.

«El cine es parte integral de mi esencia, sin él mi vida sería sosa»

¿Cómo se imagina su vida sin el cine?

El cine es parte integral de mi esencia, sin él mi vida sería sosa, desabrida. No sentir esa adrenalina en mi cuerpo me desespera, es una adicción sana que te da energía para crear y cuando creas te sientes plenamente vivo.

¿Qué obstáculos ha encontrado en su profesión?

Los retos más grandes han sido la falta de apoyos financieros. Otro obstáculo es la falta de integración del gremio cinematográfico de mi país.

¿Cuál considera que ha sido su mayor logro?

La producción de mi cortometraje animado «Jocelyn y el coyote», en el que se conjugó una historia formidable con la sencillez y fortaleza de su protagonista.

¿Qué aprendió de su peor fracaso en el cine?

Que si no se opta por la excelencia, es mejor no presentar un proyecto a competencia.

¿Qué le gustaría que pasara por su vida profesional y que no esté pasando?

Que se me contratara en un proyecto en el que me pudiera dedicar exclusivamente a escribir y dirigir, sin preocuparme por la parte administrativa.

¿Qué podría hacer que no esté haciendo?

Dedicarme a la investigación y a la escritura espiritual, a la dirección de arte y a la foto fija.

¿Su película favorita?

«The Power of One«, dirigida por John Avildsen.

«No se cansen de querer saber más»

Si pudiera volver en el tiempo, ¿elegiría otro trabajo?

No cambiaría mi carrera, me ha permitido hacer aportes significativos en la vida de las personas desde las marcas.

¿Qué característica es indispensable en un emprendedor exitoso?

Pasión por lo que hace y por su idea.

¿Qué le emociona más de su profesión?

No existen límites, si tienes una idea la puedes impulsar tú mismo y hacerla crecer. Dominar el mundo digital es indispensable hoy y te permite tener un alcance de personas clave para lograr lo que te propongas.

¿Qué le aconsejaría a otras mujeres interesadas en su campo?

Nunca dejen de aprender, siempre estén atentas a las nuevas tendencias y no se cansen de querer saber más. Siempre busquen inspiración de afuera de nuestro país, viajen mucho y conozcan de primera mano hacia dónde está girando el mundo de la estrategia.

¿Qué espera lograr con su trabajo?

En Bitlab espero impulsar que más mujeres se involucren en el mundo “tech”, que rompan los paradigmas que las están deteniendo. Mi gran visión es construir un mejor país por medio de la creatividad desde las marcas, que pueda guiar desde mi negocio y desde mis alumnos.

¿Cuál es el problema más difícil de comunicación que ha tenido?

Las crisis en medios digitales te van a pasar tarde o temprano. Un mal comentario o una mala experiencia de un cliente se puede llegar a convertir en viral. La mejor forma de sobrellevar estas crisis es siendo honestos y sinceros.

¿A qué personas admira?

A creativas que han roto los esquemas y desde sus rubros generan conciencia a problemáticas o generan soluciones como Jessica Walsh y Piera Luisa. Otra mujer que admiro por su carisma y liderazgo es Michelle Obama. He tenido la oportunidad de estar presente en ponencias de las tres y ha sido superinspirador.