«Siempre imaginé mi vida llena de colores»

​​​​​​​¿Cómo imaginaba que iba a ser su vida?

Llena de colores. Siempre imaginé mi vida llena de colores.

¿Qué le cuesta trabajo?

Hacer algo que no me haga feliz.

¿Cuál ha sido su mayor atrevimiento en la vida?

Apostarle al arte.

¿A qué persona viva admira?

A mi madre.

¿Cuál es la palabra que más usa?

Desaprender.

¿Qué le hace falta para estar lista?

Levantarme.

¿Cuál sería su empleo perfecto?

Mi empleo perfecto es el que realizo.

«Creo que somos almas que reencarnamos y que viajamos de vida en vida»

¿Cómo le llenan sus pasiones: el canto y la cocina?

Mi satisfacción es poder crear, poder provocar sensaciones en la gente. Tanto la música como la cocina son artes que penetran en las personas y provocan reacciones.

¿Qué carrera o negocio consideraría si tuviera que comenzar otra vez?

Ya me tocó comenzar de nuevo. Me gradué de Mercadeo en la UCA y trabajé siete años en comunicación para el desarrollo, pero decidí dejar de lado eso y enfocarme en mis pasiones.

¿Qué figuras públicas son sus modelos? ¿Por qué?

Mon Laferte, porque ha logrado consolidar su proyecto artístico basado en su esencia como persona.

¿Sus chefs favoritos?

Antonio Bachour y Osvaldo Gross.

¿Cree en la inmortalidad del alma?

Sí, creo que somos almas que reencarnamos y que viajamos de vida en vida, aprendiendo en cada una lo que necesitamos para evolucionar.

¿Cuál es la manifestación más clara de la miseria?

La ceguera colectiva que la humanidad tiene respecto a la crisis climática y las consecuencias que esto está generando en la gente con menos recursos.

¿Qué persona viva le inspira más desprecio?

Ninguna. Lo que me inspira desprecio son algunas actitudes como la discriminación o la falta de respeto a lo diferente, a la diversidad y las minorías; las desigualdades y la falta de humanidad.

«El talento te proyecta, pero el carácter te sostiene»

Si fuera a vivir su vida a tope, ¿de qué sería lo primero de lo que tendría que deshacerse?

La inseguridad. Cuántas veces me he paralizado por la incertidumbre.

¿Qué es lo que más le conmueve?

La sencillez en las personas, aquellos que se asombran con las pequeñas cosas.

¿Qué es lo que tiene más valor de su situación actual?

Mi familia, mis amigos y las personas que tengo cerca.

¿Qué representa el beatbox en su vida?

El beatbox, para mí, es inspiración. Me asombra saber que a través de ritmos emitidos con mi boca puedo inspirar a jóvenes a soñar y descubrir sus habilidades artísticas.

¿Cómo define su carrera en la música?

Como un alumno, un aprendiz, como un niño con grandes sueños e ilusiones. También como un hombre con coraje y valentía.

En su faceta como videoblogger, ¿cuál es su reto más grande?

La constancia y tener un mensaje fresco que decir o mostrar.

¿Cómo pone sus talentos a trabajar por su meta?

Llega un punto en que al talento le gana el carácter, estoy trabajando en mi carácter como artista, el talento te proyecta, pero el carácter te sostiene. Así trato de equilibrarlo todo para llegar a la meta.

«El teatro significa enfrentar miedos y sentir que vuelvo a nacer»

¿Qué es lo que más le conmueve?

Tener que decir no a situaciones extremas; por ejemplo, la falta de recursos para ayudar a los más pobres.

Si pudiera tener un superpoder, ¿cuál sería?

Volar.

¿Cuál es su miedo más grand e?

Dejar de soñar y perder la alegría por los problemas.

¿Hay alguien en quien se haya inspirado para hacer teatro?

La actriz y directora de teatro Egly Larreynaga.

¿Dónde y cuándo es feliz?

En la playa, viendo el horizonte.

¿Qué significa para usted el teatro?

El teatro, para mí, es vida, risas, sueños y metas. Significa enfrentar miedos y sentir que vuelvo a nacer.

¿Cuál es el reto más grande de hacer teatro en el país?

El factor económico, porque la mayoría de los grupos son autosostenibles. Otros vamos fuera del país, porque no hay mucho apoyo por parte del Gobierno.

«Mi mayor atrevimiento es haber optado por la carrera de ser educador»

¿Qué le pondría una sonrisa en la cara?

Ver a tantos jóvenes cumpliendo sus sueños en nuestro país.

¿Qué destrezas le han generado las dificultades?

A nunca rendirme, a afrontar los retos que la vida me ponga y siempre pensar positivo.

¿Cuál ha sido su mayor atrevimiento en la vida?

Mi mayor atrevimiento es haber optado por la carrera de ser educador, ya que la formación de los jóvenes requiere de mucho cuidado.

¿Hay alguien en quien se haya inspirado en su profesión?

Mi inspiración, más que todo, fue porque siempre tuve el deseo de ayudar a mi comunidad. En aquel entonces en la educación deportiva, al ver a tantos jóvenes con deseos de superarse.

En el deporte, ¿cuál considera que ha sido su mayor logro?

Ganar el segundo lugar en el deporte de pelota maya, en Guatemala.

¿Qué es lo más difícil del juego de pelota maya?

Acostumbrarse a la técnica del deporte y soportar el dolor que causa el impacto de la pelota con la que se juega, ya que tiene un peso de entre 6 a 7 libras.

¿Cuál es el reto más grande de rescatar el juego de pelota maya en El Salvador?

Masificarlo en todo el país y que sea parte del plan de estudio de todos los centros escolares.

«Mi mayor logro es poder hacer lo que me apasiona: hacer arte»

¿Qué consejo se daría?

No rendirse a pesar de las adversidades.

¿Cuál es su idea sobre el éxito?

Lograr lo que uno se propone.

¿Cómo encara usted las cosas que le disgustan?

Como nuevos retos y una forma de ganar experiencia.

En su carrera como pintor, ¿cuál considera que ha sido su mayor logro?

Mi mayor logro es poder hacer lo que me apasiona: hacer arte.

¿Sus poetas favoritos?

Roque Dalton y poetas de mi municipio, como Wilfredo Peña.

En sus pinturas, ¿cuál es su mayor extravagancia?

Siempre compartir mis mundos surrealistas que tengo en la mente.

¿Hay alguien en quien se haya inspirado en su carrera?

Hay muchos artistas que me inspiran y he querido seguir sus pasos, como Benjamín Cañas y Santiago Valladares. Aunque en mi inicio fue un poco extraño, porque no tenía referentes, solo tenía las ganas de aprender a dibujar. Son de esos sentimientos que te nacen y marcan tu vida.

«No hay felicidad sin tristeza»

​​​​​​​¿Cuál es su posesión más preciada?

Si es artesanía, mi primera muñeca; si se tratara de reliquias, un Santo Niño de 100 años que me dejó mi papá; si se tratara de mí, sería mi salud.

¿A qué persona viva admira?

Admiro mucho a mi mamá, a la inspiradora de todas mis muñecas, le admiro, respeto y amo. Es mi ejemplo de honestidad y junto a ella aprendimos a hacer muñecas cuando no había trabajo. Creamos un nuevo oficio, al menos para nosotros.

¿Cuál es su lema?

La cultura se pierde cuando te olvidas de ella.

¿Cuál es su idea sobre el éxito?

El éxito es lo que resulta de una buena idea que beneficia al medio ambiente y que no daña a nadie.

¿Cuáles son los defectos que le molestan de los demás?

Que sean deshumanos con los animales, los árboles y los adultos mayores. O que sean despectivos con personas humildes que buscan ganarse la vida modestamente.

¿Dónde y cuándo es feliz?

Soy feliz en mi casa, cuando trabajo ahí. Cuando estoy con mi familia, cuando estoy en mi trabajo, que me apasiona, creo que es el mejor trabajo que tengo. Soy feliz cuando estoy triste, porque no hay felicidad sin tristeza.

¿Quién le enseñó a elaborar muñecas de tusa?

La respuesta sería nadie.

«Me da miedo vivir sin dejar huella»

Si fuera a vivir su vida a tope ¿de qué sería lo primero de lo que tendría que deshacerse?

De los miedos. Son los que muchas veces nos limitan a vivir y ser felices.

¿Cuál es su miedo más grande?

Vivir sin dejar huella.

¿Cuál es su lema?

Todo tiene solución. Soy muy optimista y siempre trato de transmitirlo.

¿Cuál sería su empleo perfecto?

Mi actual empleo. Siempre me apasionó el mercadeo y la publicidad, por tal razón decidí iniciar con mi propia agencia.

En mercadeo y publicidad, ¿cuál es el problema más difícil de comunicación que ha tenido?

Cambiar lo que la gente está acostumbrada a hacer, es decir, sus hábitos.

En el mundo digital, ¿qué obstáculos ha encontrado?

El miedo de la gente a experimentar cosas nuevas. Todos queremos que el país evolucione, pero pocos estamos dispuestos a cambiar nuestros hábitos para lograr evolucionar e ir a la vanguardia.

¿Qué piensa de la tendencia de mercadeo que se basa en experiencias?

Me parece el mejor mercadeo para vender. Los consumidores ya no solo buscan productos o servicios, buscan experiencias que les hagan sentir emociones.

«Fui la única salvadoreña en ganar las medallas de oro en esgrima»

¿Cómo imaginó que iba a ser su vida?

Siempre imaginé que en mi vida lo que fuese que hiciera iba a tener que ver con el deporte, porque lo practico desde que tengo cinco años. Me cambió la vida, me abrió muchas puertas y pienso que lo va a seguir haciendo. Me gradué de Comunicación Social y quiero usar mi carrera para hacer periodismo deportivo.

¿Cuál ha sido su mayor atrevimiento en la vida?

Practicar un deporte que no es popular y seguirlo practicando sabiendo que no es algo de lo que voy a vivir. Es un atrevimiento que me da gusto.

¿Cuál considera que ha sido su mayor logro?

Ganar los Juegos Centroamericanos de Managua 2017, una competencia que se realiza cada cuatro años. En esos mismos juegos, gané en sable y en florete por equipos. Fui la única salvadoreña en ganar las medallas de oro en esgrima.

¿Cuál es su idea sobre el éxito?

Es sentir la satisfacción de que uno ha dado todo lo que pudo dar, sin importar si se llega o no a la meta. Si arriesgué y no gané, al menos lo intenté.

¿Hay alguien en quien se haya inspirado para practicar deporte?

Los deportistas Rafael Nadal y María Sharapova.

¿Dónde y cuándo es feliz?

Cuando estoy en la pista de esgrima haciendo lo que más me gusta.

¿Qué significa para usted la muerte?

Un recordatorio de que debemos dar lo mejor de nosotros mientras vivamos. Debemos querer, cuidar y respetar a quienes viven la vida junto a nosotros.

“Todo llega cuando uno está abierto a nuevas posibilidades”

¿Cuál es su idea sobre el éxito?

Ser feliz, vivir en paz, criar un hijo como buen ser humano y nunca dejar de estudiar. También ser exitoso es incidir desde las aulas de la universidad.

¿Qué hace cuando tiene dificultades para resolver un problema?

Primero, diálogo. Segundo, entablo monólogos conmigo misma o con quien me quiera escuchar. Confieso que también lloro como niña desamparada.

¿Qué consejo se daría?

“Seguí adelante, no te rindás, falta todavía”. Todo llega cuando uno está abierto a nuevas posibilidades.

¿Cuál es el problema más difícil de comunicación que ha tenido?

Encontrar personas que no quieren aprender ni crecer, que no tienen aspiraciones y que no hacen nada por cambiar su entorno.

¿Qué hace para que su clase no sea aburrida?

Contar historias a los estudiantes. Muchos procesos de comunicación pasan por la empatía que uno tiene con ellos. Les evoco memes y uso expresiones que veo en redes sociales.

¿Hay alguien en quien se haya inspirado en su profesión?

En Francisco Andrés Escobar. Me decía que nunca renunciara a la docencia, a “dar terapia de choque a las mentes de los estudiantes para que salieran de su comodidad”.

¿Cuál considera que ha sido su mayor logro?

Encontrarme en esta carrera. Yo no trabajé en medios de comunicación ni en instituciones. Desde que salí de la universidad me reclutaron y formaron para ser docente en investigación.