Por: Doris Rosales, Michelle Recinos

La cuota que nunca dejó de llegar

El soldado Ernesto Sigüenza fue señalado por el testigo criteriado Estévez como el responsable de cuatro asesinatos, incluyendo el de su hijo. Así está consignado, al menos, hasta el 8 de junio. Pero esta acusación ha variado: el día de su captura, investigadores informaron a su familia que se le responsabilizaba de cinco. 10 días después, su abogado les comunicó que solo se le acusaba por dos: el de su hijo y el de su expareja. Esto, a pesar de que ya hay otra persona acusada del feminicidio de esta última.

Cindy y las uvas que le ofreció Hugo

Una mujer cercana a Osorio lo presentó con Cindy Mendoza. Fue 10 días antes del hallazgo de los cuatro cadáveres en la casa 11. Le prometió llevarla a Estados Unidos. Ella, ahora, está acusada de homicidio agravado.

La última noche de Hugo Osorio en libertad

Tres horas antes de que los vecinos de la Colonia Las Flores escucharan el grito que encendió todas las alarmas sobre lo que ocurría en la casa 11, Hugo Osorio acosó a Lidia, una joven de 19 años que prefiere mantener el anonimato. La invitó a salir. Le dijo que estaba “buena” para llevársela a Estados Unidos. Y la siguió.

La Policía sometió al Francisco equivocado

Hugo Osorio intentó venderle una casa a Francisco Sarceño, pero no hubo trato. Este es, según familiares y vecinos, el único vínculo entre el asesino confeso y Francisco, de 58 años, ahora acusado de feminicidio agravado.

Las madres con las que nadie habla

Los acusados no son los únicos que enfrentan las consecuencias de una investigación poco robusta. En sus casas, madres y esposas esperan, algunas en la miseria, que alguien les lleve alguna noticia sobre sus familiares.

“Solo unas preguntas”

Tres días antes de su captura, Alberto tuvo varios encuentros con las autoridades, sin que ninguna le explicara por qué querían hablar con él. Estuvo en la delegación de El Refugio, en la de Chalchuapa, en el propio lugar de las excavaciones y, finalmente, regresó a la de Chalchuapa. Fue aquí donde le notificaron a su madre que quedaba detenido. No le explicaron la razón.

La desigual PNC de Bukele

La Secretaría Privada de la Presidencia aprobó un aumento de más de $1,500 al salario mensual del director general de la Policía Nacional Civil, Mauricio Arriaza Chicas. El aumento se realizó entre junio y julio de 2020, en plena ejecución de medidas restrictivas por la pandemia de covid-19. En aquel momento, los agentes del nivel básico apenas contaron con mascarillas para realizar sus labores. Estos agentes, además, no ven una mejora salarial desde hace 12 años. Algunos de ellos trabajan como vigilantes en centros nocturnos para poder ajustar las cuentas del mes.

«Tratan a una mujer peor que a un hombre que, quizás, ha hecho otras cosas»

A Sara Rogel la sentenciaron a 30 años de cárcel acusada por homicidio agravado. Esto sucedió después de que buscara atención médica luego de una caída que le provocó la pérdida de su bebé. Ocho años después, obtuvo la libertad condicional. Rogel pasó, como muchas otras mujeres salvadoreñas, por un sistema penitenciario que nunca tomó en cuenta su estado psicológico o emocional, a pesar de haber sido detenida justo después de haber sufrido una emergencia obstétrica.