«La felicidad nunca es absoluta y permanente»

¿Qué la llevó al mundo de la fotografía?

Siempre me gustaron las artes. Un día fui a un recital de piano en el Centro Nacional de Artes y solo recuerdo ver una cámara impresa pegada en una puerta, fue en noviembre del 2013, en ese instante decidí aprender fotografía. Al siguiente año fui la primera en inscribirme al curso de fotografía y lo gracioso fue que me aceptaron sin tener una cámara.

¿Qué es lo que más disfruta de su trabajo?

Creo que, a mis 26 años, no he trabajado nunca. Como leí en algún lado: «Si lo disfrutas, no es trabajo». Solo sé que me divierto haciendo todo el proceso de producción y que al llegar a mi casa quiero editar las mejores fotos del día. No lo veo como mi trabajo, sino como algo que disfruto y que me pagan por hacerlo.

¿En qué se inspira para realizar una fotografía?

Cualquier objeto, tazas de café, un libro, una brújula, contraste de texturas, colores, objetos mundanos. Me gusta pensar en cómo se vería un dedo sosteniendo tres tazas de café, personajes saliendo de un tintero, un dragón de humo o saturno blanco y resplandeciente.

¿Cuál es su idea de la felicidad perfecta?

Soy de las que piensa que la felicidad nunca es absoluta y permanente, sino que se divide en pequeños momentos del día, cuando abrazas a tu amigo, cuando tu mamá te cuenta los chismes de la colonia mientras te hace comida, cuando tu novio te espera en la puerta de su casa. A eso le llamo momentos efímeros y perfectos, eso es felicidad.

¿Cuál es su miedo más grande?

Creer que lo he aprendido todo.

¿Cuál es su posesión más preciada?

Mi primera cámara. Aunque no lo crean es una caja de cartón con un agujero microscópico y la hice en el diplomado de fotografía, es una cámara estenopeica, mejor conocida como pinhole.

¿Qué podría hacer que no esté haciendo?

Podría hacer mosaicos grandes, piezas de cerámica, fotografía analógica. Pero en esta vida al final hay que decidir qué camino o especialidad seguir, allí está el éxito, que te conozcan por algo en específico y no por hacer de todo.

«Puedo hacer mucho por los Derechos Humanos»

¿Qué es lo que más ha aprendido al trabajar con comunidades?

A respetar su cosmovisión de la vida. No imponer procesos y prácticas que no son acordes a su cultura y creencias.

Si fueras a vivir tu vida a tope, ¿de qué sería lo primero de lo que tendría que deshacerse?

De la procrastinación.

¿Qué carrera o negocio consideraría si tuviera que comenzar otra vez?

De pequeño, quise ser arquitecto; luego, veterinario, pero me quedo como abogado, porque desde aquí puedo hacer mucho por los Derechos Humanos

¿Cuál es su posesión más preciada?

No tengo, soy bien desprendido de las cosas.

Si después de muerto debe volver a la Tierra, ¿convertido en qué persona o cosa regresaría?

Me gustaría volver a ser una persona y mantener mi esencia, pero si tuviera que escoger mi nacionalidad, sin lugar a duda volvería a ser salvadoreño.

¿Cuál considera que ha sido su mayor logro?

Resiliencia a la vida.

Si pudiera cambiar un problema en el mundo, ¿cuál sería?

La malnutrición en todas sus manifestaciones.

«Mis letras son mis ideales»

¿Cómo llega a la escena del hip hop?

Llegué por medio del grafiti en 2006. Luego,en 2012,comencé a participar en batallas de freestyle y un año después empecé a escribir y hacer música urbana.

¿Cómo surge su nombre «Sukafro«?

Quería tener un nombre que a primeras se supiera que se trataba de mí. Así que deformé la palabra «afro» ya que era por lo que más me conocía la gente -por mi cabello afro-.

¿En qué se inspira para escribir sus letras?

Mis letras son mis ideales y también son mi percepción ante la vida. Mis letras giran entorno a lo que sucede en ella ya sea lo que viva, vea o disfrute.

¿Qué es lo más ilícito que ha hecho?

El «vandalismo» a través del grafiti.

¿Cuál considera que ha sido su mayor logro?

Que mi música llegue al punto de ayudar al estado de ánimo de las personas y se sientan identificadas a través de ella. Me quedó la bonita experiencia de que alguien del público, previo a una presentación, se me acercó y me dijo: viaje desde Suiza para verte cantar.

¿Cuál ha sido su mayor atrevimiento en la vida?

Ser yo mismo y tener una segunda oportunidad de vida.

¿Qué resultado espera obtener con lo que está haciendo?

Tener paz conmigo mismo.

«El docente debe investigar, ir a la vanguardia»

¿Por qué apostarle a la educación en El Salvador?

Porque la educación es el tesoro más valioso que les podemos heredar a nuestras actuales y futuras generaciones, y ellas puedan hacer cambios permanentemente.

¿Cómo cree que puede cambiar al país desde la docencia?

El docente debe tener un rol activo en la educación. Las personas aprendemos del modelaje de los demás, y el docente debe investigar, ir a la vanguardia con las generaciones y motivar a los estudiantes a desarrollar pensamiento crítico para que busquen soluciones a cualquier problema que tengan que afrontar, para que se apropien de las responsabilidades que tienen con su familia y país.

¿Qué le cuesta trabajo?

Desvelarme. Prefiero madrugar.

¿Cómo se imaginaba que iba a ser su vida?

Cuando era niña me imaginaba que tendría muchos hijos.

¿Qué le gustaría que dijera su epitafio?

Respira, respira y no dejes de respirar, luego piensa en cosas bellas que compartimos. Di lo que quieras y sigue respirando, sonriendo, amando y perdonando.

¿Cuál es el carácter histórico que más rechaza?

Las riquezas acumuladas, las guerras, la pobreza extrema.

¿Qué carrera o negocio consideraría si tuviera que comenzar otra vez?

Un negocio de frutas, verduras y comida saludable, con consejos prácticos de nutrición.

«No creo que la ética del mundo actual sea muy diferente a la de antes»

¿ Cómo nace su pasión por la batería?

En el colegio donde estudié formaron una banda conniñas de primaria. Recuerdo verlas tocar y presentarse en los actos escolares. Yo estaba en cuarto grado. Me llamó la atención ver tanto instrumento, especialmente la batería.

¿Quiénes son sus bateristas preferidos?

Cuando comencé a tocar, admiraba mucho a Travis Barker y John Bonham. Ahora, a pesar de que tengo clarísimo que hay bateristas más virtuosos, le tengo un especial cariño a Taylor Hawkins.

¿Hay alguien en quien se haya inspirado en su profesión?

En mis compañeras y compañeros músicos. Siempre tengo algo que aprender de ellos.

¿Qué piensa de la ética del mundo actual?

En términos generales, no creo que la ética del mundo actual sea muy diferente a la de antes. En todo caso, estoy consciente en que la falta de ética con la que han actuado las personas, sobre todo las élites económicas y políticas, es lo que ha terminado por desencadenar los grandes conflictos sociales y medioambientales.

¿Cuál sería su empleo perfecto?

Un empleo en el que me paguen por practicar la batería en un horario de ocho horas al día.

¿Qué es lo que más le conmueve?

Las cosas hechas con pasión.

¿Cuál es su idea sobre el éxito?

Hacer lo que te gusta.

«Creo en la inmortalidad de las personas a través de sus ideas»

¿Piensa dedicarse de por vida a la música?

Sí, también a la educación, porque parte de las dificultades que existen para cada artista, en nuestro contexto, es que no hay muchos lugares accesibles para la educación, ni lugares formales de estudio.

¿Cómo se interesó por la música?

Siempre me ha gustado la música, desde pequeña. Cuando decidí estudiar música quería aprender piano, porque admiraba a Ray Manzarek, pero no pude por mis horarios. Después decidí, por influencias del jazz, ska y ska punk, que quería tocar trompeta.

¿Cuáles son las mayores dificultades a las que se enfrentan las mujeres jóvenes que quieren hacer música en El Salvador?

Por una parte, la aprobación de lo que es bueno o de lo que no, de parte de otros que ya se consideran profesionales en el ámbito. El contexto tampoco es favorable, porque «hay que dedicarse a lo que vaya a dejar dinero» y la música «no es una carrera». Nos enseñan a admirar a otros, pero, cuando ya se está grande, hay que buscar un trabajo en serio, tal vez casarse y tener hijos.

¿Cree en la inmortalidad del alma?

Creo que el concepto de alma puede interpretarse de diferentes maneras, pero creo en la inmortalidad de las personas a través de sus ideas y de sus aportes a la humanidad.

¿Cuál es la manifestación más clara de la miseria?

Dejar de trabajar y luchar por lo que se sueña, y transformarse en un cuerpo vacío y subordinado al mismo sistema que reproduce la pobreza.

¿Cuál ha sido su mayor atrevimiento en la vida?

Decidir dedicarme a la música y al arte.

¿Qué podría hacer que no esté haciendo?

Podría estar viajando, pero por el momento estoy haciendo cosas que me permitirán hacerlo en el futuro.

«Me enamoré de poder decir lo que quiero»

¿De dónde viene su interés por el hip hop?

Todo fue gracias a mi mejor amigo, Ramiro, él hacía freestyle. Todo comenzó cuando respondí a una de sus improvisaciones. Recuerdo que ese mismo día empecé a escribir y me interesé mucho aprender sobre el rap y el hip hop. Me enamoré de poder decir lo que quiero a través del rap. El rap me sana y eso ha hecho que me quede.

¿Cómo surge su nombre, «Queen», en la escena del hip hop?

Queen surge gracias a mis amigos, yo buscaba algo único, algo que sonara bien. Desordené mi nombre y puse mis iniciales, pero nada me gustaba. Hasta que mis amigos me dijeron «reina de las rimas». El nombre era muy largo y opté por «Queen», que significa «reina». Me considero una reina haciendo lo que hago.

¿Cuál es su mayor extravagancia?

Mi mente y forma de actuar.

¿Qué significa para usted la muerte?

La ciencia nos dice que todo lo que existe es energía. No se crea ni se destruye, solo se transforma. Y esto quiere decir que nosotros somos energía, no nos creamos ni destruimos, solo nos transformamos.

Si pudiera cambiar un problema en el mundo, ¿cuál sería?

La desigualdad.

¿Qué cosas tendría que repetir para asegurarse de que en un futuro va a volver a estar exactamente en la misma situación?

Sin duda, volver a tener la amistad de personas que ya no están, tener seguridad en mí misma y esforzarme.

Actualmente, ¿cuál considera que es la virtud más sobrevalorada?

El talento y la belleza, muchas veces sobrevaloramos estas dos virtudes. Sin embargo, todo conlleva más que talento y belleza.

«Sobrepensar todo es un rasgo bastante común de la ansiedad»

¿Qué está soportando o tolerando actualmente que no le haga feliz?

Aquellas cosas que no puedo cambiar. Resistirse al cambio siempre tiene ese efecto.

¿Cuál es su estado mental más común?

Overthinking. Sobrepensar todo es un rasgo bastante común de la ansiedad y es, al menos, una forma positiva si se orienta a algo productivo como escribir, bocetar o conceptualizar piezas.

¿Cuándo y cómo aprendió a conceptualizar sus fotografías?

Mis conceptualizaciones derivan de reflexiones propias y de mi formación teórica holística en artes, buscando una amalgama entre idea y estética.

¿Qué es de lo que más se arrepiente?

De las inseguridades: esas cosas no son natas, permitimos que otros las creen en nosotros y nuestra mente hace las grietas más profundas, pero se trabaja en la fortaleza para cambiarlo.

¿Qué hace cuando está estresado?

Una combinación, me gusta cocinar probando alguna receta mientras escucho música: la preparación, los olores, colores, el ritmo, hacen que todo se vaya con un buen sabor.

¿Cuál es su idea sobre el éxito?

Más allá de todo, dedicarse y poder vivir de algo que uno realmente ama en conjunto a ser un buen ser humano. Es la mejor senda que podemos trazar.

¿Qué carrera o negocio consideraría si tuviera que comenzar otra vez?

Documentalista, biólogo o veterinario.

«Mi miedo más grande es que, al morir, mi presencia no haya cambiado algo»

​​​​​​​¿Cómo te imaginabas que iba a ser tu vida?

Que a mis 29 habría fundado una empresa, una ONG, vivido en el extranjero y próxima a iniciar un matrimonio.

¿Qué está soportando o tolerando actualmente que no le haga feliz?

La falta de aguacates.

¿Qué es lo que tiene más valor de su situación actual?

El poder inventarnos la vida al crear nuevas oportunidades y superar retos con personas maravillosas que luchan y apuestan por un mejor país.

¿Cuál es su miedo más grande?

Vivir una vida sin sentido y que, al morir, mi presencia no haya cambiado algo.

¿Dónde y cuándo es feliz?

Al caminar y jugar de crear historias, inventando batallas épicas y esporádicas con mi perro, amigos y familia.

Para usted, ¿cuál es el impacto más visible del cambio climático en El Salvador?

La variación en la temporada lluviosa y seca.

¿Cuál es el mayor beneficio de contar con educación ambiental?

Brindar a las personas el criterio de responsabilizarse y elegir qué sucede con los recursos que usamos a diario, que nos permiten o impiden desarrollar la vida que conocemos.

«Yo vendo libros y amo hacerlo»

¿Qué le hace llorar?

Todo lo que sea hermoso. Todo el arte que logre conmover esos pellejos del alma que uno creía dormidos.

¿Cree que es importante un empleo estable?

Para mí lo es. Pero no es imprescindible. Cada uno busca la mejor manera de obtener dinero. Lo más importante es un trabajo que uno ame. Yo vendo libros y amo hacerlo, me da la satisfacción de encontrarme con libros especiales, primeras ediciones y cosas raras.

¿Quién le habría gustado ser?

Nadie más que yo, pero en otras épocas y lugares.

¿Cómo definiría a su voz poética?

Hacer poemas a partir de escombros, calcar en el papel la mano que me ha golpeado o hablarle al diablo en el espejo. Es difícil hablar de uno mismo. Prefiero no hacerlo si estoy sobrio.

¿Qué se habla, afuera, sobre la literatura que acá se está escribiendo?

Realmente no se habla mucho sobre Centroamérica y mucho menos de El Salvador, de no ser por los grandes escritores ya consagrados. Creo que se necesita trabajar más para que nuestros escritores lleguen a más países y estos encuentros son muy importantes para eso. Pero no siempre es fácil para nuestros artistas tener la capacidad de poder salir del país. A mí me costó cuatro meses de trámites horrorosos.

¿Sus poetas favoritos?

Roque, Armijo, Kijadurías, Gelman, Huidobro, Joaquín Prada. Y arriba de todos ellos, mis amigos.

¿Cómo reacciona a las críticas, si cree que son injustificadas?

Me gusta escucharlas, me ponen de buen humor.