Opinión desde acá

por Marlon Hernández-Anzora, Sin correcciones políticas

 

Marlon Hernández-Anzora
Politólogo

Los demócratas no nacen

Los demócratas no surgen de ninguna pila bautismal ni caen frondosos de tolerancia y respeto de ningún palo de aguacates. A ser demócrata se aprende.

Las actuales situaciones políticas de Honduras y Nicaragua nos confirman que sus procesos democráticos agonizaban desde ya hace varios lustros. Se deterioraban entre pijamas capturadas a medianoche por las botas militares o se ahogaban entre whiskies que pactaban cárceles de impunidad y reelecciones indefinidas. Si nos persignamos demócratas, estamos obligados a pronunciarnos en estos días de oscurana tiránica que sufre Centroamérica. Y no solo hoy, que la reprimida es la juventud de Matagalpa, sino también antes, cuando la tormenta de lacrimógenos caía sobre la juventud en Tegucigalpa.
En El Salvador, nuestra desnutrida democracia se muere lentamente presa de una vacua y sobreactuada polarización política de posguerra. Incapaz de responder con sentido a miles de compatriotas que viven con menos de un dólar su día o que han llorado a sus muertos y sus migrantes. Tristemente, nuestro único proceso democrático en la historia también ha sido incapaz de parar el éxodo y el río de sangre y pobreza. Entre promesas electorales de manos duras y luchas contra la corrupción, ha estrellado contra cada próximo redondel la esperanza de miles de salvadoreños.
Por su parte, en Guatemala, los tejes y manejes políticos no están menos meneados que en los de sus vecinos. Sin embargo, el aroma a esperanza parece llegar un poco más cerca. Aunque no sin importantes retrancas y acuerdos-tapaderas que se oponen a que finalmente estas tierras Centroamericanas dejen de ser gobernadas por finqueros y pasemos a gobernarnos como ciudadanos libres, acercándonos cada vez más a esas formas que se deshacen sin contenido en los labios de muchos insignes miembros de nuestras élites políticas y económicas: democracia, Estado de derecho, Constitución.
La democracia no es una declaratoria. Son unas reglas de juego, pero también una cultura política que se vive, que se respeta, pero sobre todo que se aprende. Los demócratas no surgen de ninguna pila bautismal ni caen frondosos de tolerancia y respeto de ningún palo de aguacates. A ser demócrata se aprende. Y resulta que por acá casi nadie quiere invertir en formación política, en procesos, experiencias y espacios de largo plazo que nos permiten reproducir un bagaje de prácticas, sentidos e ideas que nos preparen para convivir democráticamente.
Mientras no echemos a andar procesos de formación política en las que ejercitemos actitudes básicas para convivir en democracia -como la de saber perder, como la de no aferrarnos al poder, la de saber disentir sin insultarse, entre otras–, no vamos a cosechar procesos democráticos duraderos y profundos. Mientras nos gobierne la ley de Herodes o la de Hidalgo, mientras no nos eduquemos sobre otras pautas, entonces seguiremos viendo libertarios y revolucionarios convertidos en dictadores a diestra y siniestra.
A pesar de esta nueva oscurana antidemocrática que vive Centroamérica, también es importante enfocarnos en lo positivo, por lo que aprovecho para felicitar a los jóvenes que participaron y a los que hacen su voluntariado en procesos de formación política como el de las Juventudes Socialdemócratas de El Salvador (JSD), movimiento político juvenil que durante 11 años viene aportando a la formación de liderazgos democráticos a través de su Escuela Centroamericana de Liderazgo Público (ECLIP), que el 26 de mayo recién pasado finalizó la formación de su séptima generación, en un esfuerzo de voluntariado y compromiso que comprende que la democracia y los demócratas no nacen. La democracia se hace

  • Compartir -
  • |
  • 10 junio, 2018 / Opinión desde acá de Marlon Hernández-Anzora  (SÉPTIMO SENTIDO)

Generic placeholder image
Séptimo Sentido

Séptimo Sentido les invita a que nos hagan llegar sus opiniones, críticas o sugerencias sobre cualquiera de los temas de la revista. Una selección de correos se publicará cada semana. Las cartas, en las que deberá constar quien es el autor, podrán ser editadas o abreviadas por razones de espacio o claridad.

septimosentido@laprensagrafica.com

Encuéntranos en Facebook (Revista 7S) y Twitter (@revista7S)

 

MIEMBRO DE GRUPO DE DIARIOS AMÉRICA

© 2018 Séptimo Sentido, La Prensa Gráfica. Diseño de Hashtag. | Programación y mantenimiento Diseño Web LPG