pandemia

Intereses usureros aumentan sin control tras la cuarentena

En los mercados, los usureros satisfacen la necesidad de liquidez con micropréstamos, por ello, cobran hasta tres veces por encima de la Ley contra la Usura. Las instituciones llamadas a controlar no ejercen porque no se ha creado un delito que la Fiscalía pueda perseguir. Mientras en la Asamblea se culpa a comerciantes por caer en estas redes, las personas que menos tienen terminan pagando más por el acceso a créditos para trabajar.

Los índices de trabajo infantil han aumentado tras la cuarentena

En la casa hogar del programa Ángeles Descalzos, los hijos de los vendedores del mercado Colón, en Santa Ana, encontraban una oportunidad para ser eso, niños. Desde marzo, está cerrado. Lucy Luna, directora ejecutiva de ASAPROSAR, la institución a cargo del programa, habla acerca de todas las estrategias que ejecutan para evitar que el trabajo infantil le siga ganando terreno a la educación.

Migrante en medio de una pandemia

La pandemia, y las medidas restrictivas que vienen con ella, no frenan la migración irregular. Las personas continúan yéndose, porque las razones que las motivan a migrar no han cambiado con la llegada de la Covid-19. Por el contrario, se han agravado.

¿Cómo cuidar la salud mental de los niños en medio de la pandemia?

El Consejo Nacional de la Niñez y de la Adolescencia (CONNA) únicamente destinó 15 personas para la atención psicológica de la niñez salvadoreña en el contexto de la pandemia. Frente a esto, fundaciones y ONG han habilitado líneas telefónicas de atención psicológica y emocional. También, han creado campañas y proyectos que buscan prevenir y detectar casos de violencia contra la niñez.

Tenemos que asumirnos como una región desaparecida del mapa cultural

Jorgelina Cerritos es una dramaturga y actriz salvadoreña consagrada. En 2010, ganó el Premio Literario Casa de las Américas, en la rama de teatro, con el que su trabajo trascendió las fronteras centroamericanas, una región que, dice, es ajena o desconocida en el continente, en el mundo, pero desde la cual se asume como artista y propone.

«Yo andaba más protección que el médico que atendió a mi papi»

El Instituto salvadoreño del Seguro Social da cobertura en salud al 27 % de la población. Lo hace, en buena parte, con el dinero que aportan patronos y trabajadores. La pandemia ha colocado a la institución contra las cuerdas. Por un lado, el covid-19 aumentó de forma exponencial la demanda de atención médica y, por otro, la cuarentena redujo las actividades comerciales e industriales, lo que derivó en desempleo y menos cotizaciones. Este es el relato de una usuaria en un hospital en crisis.

Sobrevivir a la pandemia y al agresor

En la emergencia y el estado de excepción por el covid-19, el gobierno omitió crear mecanismos de atención para las mujeres que sufren de violencia, pese a que la Ley Especial Integral para Una Vida Libre de Violencia y Discriminación para las Mujeres lo obliga a hacerlo en situaciones de riesgo como la que vive El Salvador. Hay mujeres que han tenido que vivir en encierros forzosos con sus victimarios y, con calles militarizadas, no han podido salir a denunciarlos. En las primeras tres semanas de la cuarentena obligatoria, la Fiscalía General de la República recibió 75 denuncias por violencia intrafamiliar y, desde el 1 de abril, cuatro mujeres han sido asesinadas. A la fecha, solo uno de estos crímenes ha sido tipificado como feminicidio.