Opinión desde acá

por Nadina Rivas, El fuego de Hestia

 

Nadina Rivas
Coach en Comunicación Intuitiva

Opinión y ciudadanía

Aunque resulte cómodo desentenderse de la política, la verdad es que nuestras opiniones y la participación activa se convierten en contrapesos frente a los abusos de quienes tienen el poder.

Con frecuencia escucho a personas de diferentes ámbitos expresar que las opiniones de aquellos que no están en la palestra o no participan públicamente en la resolución de los problemas del país no cuentan. Estoy en desacuerdo con esa afirmación porque solo contribuye a reforzar la desvalorización que hacemos de aquellos que, según nuestras creencias, son diferentes o no son “tan buenos” o “importantes” como nosotros.

A nuestro país le urge que sus ciudadanos participen en la solución de temas centrales como la violencia y la corrupción. Y esto no necesariamente pasa por pertenecer a partidos políticos, sino que está relacionado, más bien, con convertirnos en individuos que nos informamos y sobre todo que alzamos nuestras voces frente a los abusos de quienes están en el poder. Ya que es, precisamente, desde el espacio ciudadano desde donde podemos ejercer presión para que políticos y funcionarios atiendan los problemas que nos afectan.

Cada ciudadano, independientemente de sus recursos sociales, económicos o educativos, tiene un rol que cumplir para avanzar como sociedad. Y ese rol requiere que permanezcamos atentos a la realidad nacional para comprender cómo la violencia, la corrupción y la impunidad nos han dificultado a todos y de diferentes formas la posibilidad de desarrollo; pero sobre todo han afectado a cientos de miles de salvadoreños que viven en condiciones inhumanas o que huyen diariamente del país porque es la única forma de mantenerse con vida.

En un lugar como El Salvador en el que, solo en el pasado reciente, dos expresidentes –uno confeso y otro acusado– desviaron un total de más de $700 millones, es iluso pensar que solo viendo al futuro se resolverán los problemas cuyas raíces demanda revisar el pasado. Todos tenemos que aportar una cuota de sacrificio y sería injusto que la cuota más alta la sufran los salvadoreños más afectados por la impunidad, que viven en condiciones de pobreza, desatención y padeciendo altos índices de violencia.

La posibilidad de continuar distraídos de lo que aquí sucede se nos va cerrando cada vez más. El camino que nos queda es el de la protesta pacífica para exigir propuestas y acciones concretas y, sobre todo, para demandar, a quienes pretenden gobernar que hablen con claridad y transparencia.

Existe una idea, convenientemente repetida e instalada en la mente de buena parte de los salvadoreños, que nos ha hecho pensar que las soluciones llegarán cuando asuma el poder un líder fuerte que “impondrá orden”. Esta creencia no es real porque es imposible que una sola persona resuelva el caos que, con diferentes niveles de responsabilidad, todos hemos contribuido a generar. Además debemos reconocer que lo que ha sostenido a este país, a pesar de la violencia y la corrupción generalizadas, es la suma de los esfuerzos de esas personas que cada día actúan sin buscar ningún reconocimiento.

La política tiene entre sus funciones atender y ordenar los conflictos que plantea la convivencia colectiva, garantizando el bien común; y como ciudadanos todos la ejercemos. Y aunque resulte cómodo desentenderse de ella, la verdad es que nuestras opiniones y la participación activa se convierten en contrapesos frente a los abusos de quienes tienen el poder.

Pretender vivir de espaldas a la realidad ya no es posible. Si queremos desarrollo y libertad para nosotros y nuestras familias debemos preocuparnos porque los demás también tengan las condiciones para construir lo mismo. Este país solo será viable si de una vez por todas empezamos a trabajar por el bien común en lugar de buscar únicamente nuestro propio bienestar.


Generic placeholder image
Séptimo Sentido

Séptimo Sentido les invita a que nos hagan llegar sus opiniones, críticas o sugerencias sobre cualquiera de los temas de la revista. Una selección de correos se publicará cada semana. Las cartas, en las que deberá constar quien es el autor, podrán ser editadas o abreviadas por razones de espacio o claridad.

septimosentido@laprensagrafica.com

Encuéntranos en Facebook (Revista 7S) y Twitter (@revista7S)

 

MIEMBRO DE GRUPO DE DIARIOS AMÉRICA

© 2018 Séptimo Sentido, La Prensa Gráfica. Diseño de Hashtag. | Programación y mantenimiento Diseño Web LPG