Opinión desde allá

por Évelyn Galindo-Doucette, Meridiano 89 oeste

 

Évelyn Galindo-Doucette Investigadora y escritora

Buena memoria

¿Cómo evaluar los usos de la memoria? Según Todorov, la buena manera de representar la memoria es evitar en lo posible que sirva a un objetivo inmediato político o personal. Por esto es importante considerar el contexto y el momento histórico de los trabajos de la memoria.

A partir de 2009 en El Salvador hemos tenido mucha memoria. Tanta memoria que pareciera  que por fin hay un consenso; cuanta más memoria, mejor. Sin embargo, aquí quiero explorar la posibilidad de que la memoria es buena o mala en función del uso que le damos. El crítico Tzvetan Todorov pone el ejemplo de Hitler y su obsesión con la “mala memoria” con que animó a que el pueblo alemán recordara siempre el tratado de Versalles y la derrota de Alemania en la Primera Guerra Mundial.    

Esta memoria nutrió el espíritu de venganza que llevó a la Segunda Guerra Mundial.  Según Todorov: “Toda educación nacionalista quiere recordar las páginas gloriosas del pasado, pero también los momentos en que otros nos han hecho daño para alimentar el espíritu de venganza”.

Con la llegada del FMLN en 2009, El Salvador ha visto una apertura de la memoria, una especie de dar vuelta a la página del pasado del país. Por su parte, y haciendo uso de la frase de Roque Dalton, Mauricio Funes inauguró “El turno del ofendido”, que también ha sido un turno de la memoria para elaborar otra versión de la historia como un correctivo a las narrativas dominantes de las derechas políticas a partir de la conquista.  

Este boom de la memoria ha impulsado varios proyectos artísticos patrocinados por el Estado; entre ellos, los murales de Antonio Bonilla en el MUNA y en el CIFCO, el mural de Rafael Varela en el aeropuerto y el cambio del nombre de este mismo aeropuerto en homenaje a Monseñor Romero. La apertura de la memoria ha forjado, además, un camino para que artistas independientes representen los hechos traumáticos de la guerra de los años ochenta, como hizo Jorge Galán con “Noviembre”, una novela en la que recuerda la masacre de los jesuitas de la UCA a través de la ficción.

Y con esto a lo que quiero llegar es que no toda la memoria es buena memoria. A veces contar el pasado no resuelve los conflictos sino fomenta tensiones e inquietudes nuevas al entrelazar el pasado y el presente.  Poniendo como ejemplo “Noviembre”, de Jorge Galán, la publicación de esta novela levantó debate en los medios de comunicación cuando el autor recibió amenazas de muerte y buscó asilo en otro país.  

En parte la novela despertó inquietudes por esto; la memoria pareció estar al servicio de los objetivos inmediatos y personales del autor. Al mismo tiempo había muchos que descartaron las sugerencias en contra de Galán, subestimando estas como ataques motivados por envidia o enemistad. De todos modos, la alternativa era no contar esa historia; tampoco era una buena alternativa. Yo me cuento entre los que han hecho las paces con la presencia de cierto oportunismo en las representaciones del pasado; claro está que el trabajo de la memoria avanza carreras y se compensa bien. Son casi inevitables estas especies de micro contaminaciones de la memoria.

En fin, ¿cómo evaluar los usos de la memoria? Según Todorov, la buena manera de representar la memoria es evitar en lo posible que sirva a un objetivo inmediato político o personal.  Por esto es importante considerar el contexto y el momento histórico de los trabajos de la memoria. Aquí entran preguntas de la ética, como cuándo contar algunas memorias y quién o quiénes son las personas indicadas para contar los traumas que se vivieron.  

Todorov también propone que las representaciones más éticas de la memoria aspiran a un enfoque imparcial. Así, la memoria no sirve a fines políticos y no se rebaja a un nivel de mera propaganda. Con todo, es importante tomar conciencia frente a la apertura de la memoria en el país a partir de 2009 y empezar a evaluar de una forma crítica y lúcida cuestiones de ética; es decir, los buenos y malos usos de la memoria.

 


Generic placeholder image
Séptimo Sentido

Séptimo Sentido les invita a que nos hagan llegar sus opiniones, críticas o sugerencias sobre cualquiera de los temas de la revista. Una selección de correos se publicará cada semana. Las cartas, en las que deberá constar quien es el autor, podrán ser editadas o abreviadas por razones de espacio o claridad.

septimosentido@laprensagrafica.com

Encuéntranos en Facebook (Revista 7S) y Twitter (@revista7S)

MAS TEMAS

Card image cap

Apuntes de una observadora de pájaros

Opinión por Jacinta Escudos

Cuando se iban, yo salía a recoger los vestigios de aquel empeño inútil. Palitos, ramitas secas y alambres....

Card image cap

El buen estudiante

Opinión de Leda Romero (Desde acá)

Su metamorfosis es una metáfora que simboliza, para mí, el más profundo cambio de un individuo...

Card image cap

Nada nos sorprende

Opinión por Leda Romero (Desde allá)

¡Qué falta nos hace a los salvadoreños la capacidad de volver a asombrarnos ante los problemas! ¿Dónde...

Card image cap

Carta editorial

Por Glenda Girón, editora

En una sociedad adormecida por la falta de interés en lo cultural ha resultado muy fácil permitir que el tiempo pase y...

Card image cap

Buzón

Por Séptimo Sentido

Séptimo Sentido les invita a que nos hagan llegar sus opiniones, críticas o sugerencias sobre cualquiera de los temas de...

Card image cap

Siete preguntas para

Rebeca González

Rebeca González se define como: “Abogada de profesión, comediante de corazón”. Ha participado...

Card image cap

Historias sin cuento

David Escobar Galindo

Cuando se trasladaron a vivir en la pequeña casa de adobe que se hallaba casi al haz de los rieles no sabían...

MIEMBRO DE GRUPO DIARIOS DE AMÉRICA

© 2017 Séptimo Sentido, La Prensa Grafica. Hecho con por Hashtag.