¿Popularidad riñe con calidad? No siempre, pero la Academia ha optado por ir más a lo seguro y por esto ha creado una categoría para esas películas que llenan taquillas, aunque no arrasen con la crítica. ¿Será este un premio del cual sentir orgullo?

Los Óscar se parecen ahora a un concurso de popularidad

Un reportaje de Valeria Guzmán

Fotografías de Archivo

Inusual. La ganadora de 2018, “The Shape of Water”, de Guillermo del Toro, registró una taquilla de $63.9 millones en Estados Unidos y casi $200 millones a escala mundial.

Desde que Faye Dunaway dijo “¡La La Land!”, ningún anuncio de los Óscar ha provocado tanto caos como la decisión de la Academia de las Artes y Ciencias de la Televisión de crear una nueva categoría para “logros destacados en una cinta popular”.

El sorprendente anuncio resultó ser bastante impopular, al menos entre los críticos de cine y algunos miembros de la academia. El actor Rob Lowe, un viejo miembro de la academia, dijo que los Óscar están muertos y “les sobreviven secuelas, grandes estrenos e integración vertical”.

Los otros cambios fueron recibidos con una mezcla de elogios y quejas. Muchos aplaudieron el dramático movimiento en el calendario para la ceremonia que se adelantó al 9 de febrero de 2020, después de que la temporada de premios se hubiese convertido en un período de casi cuatro meses con muchos ganadores repetidos. Y al parecer era inevitable que se acortara la ceremonia a tres horas y se retiraran algunas categorías de la transmisión en directo por televisión.

Pero la nueva categoría de película popular, que comenzará a entregarse en la ceremonia del 24 de febrero de 2019, que será transmitida por ABC, creó muchas dudas, a continuación tratamos de darles algunas respuestas.

***

¿POR QUÉ ESTÁ HACIENDO ESTO LA ACADEMIA?
Bajos ratings. Este año la ceremonia de casi 4 horas de los Óscar, presentada por Jimmy Kimmel, fue vista por casi 26.5 millones de personas, casi 20 % menos con respecto del año anterior y bastante por debajo de los más de 40 millones que la llegaron a ver en su momento. Unos 43.7 millones la vieron en 2014, cuando “12 Years a Slave” ganó el Óscar a mejor película, pero desde entonces cada año se ha reducido el número de espectadores. Estas son noticias preocupantes para la academia, que depende de los ingresos por transmisiones de televisión para la mayoría de su presupuesto, y ABC, que es propietaria de los derechos de los Óscar hasta 2028. Pero que la teletransmisión sea motivo de desesperación es algo debatible. Los premios de la academia todavía se mantienen como el evento no relacionado con el fútbol estadounidense del año, y los ratings de todo, incluyendo el Super Bowl, se han reducido cada vez más en el panorama más y más fracturado de los medios. Los Grammy, por ejemplo, tuvieron una reducción de 24 %, con 19.8 millones.

***

¿DE QUIÉN FUE ESTA DECISIÓN?
Las medidas fueron aprobadas por los 54 integrantes de la junta de gobernadores de la academia. Los casi 7,000 miembros de la academia no fueron consultados, y muchos de ellos dijeron que consideran la categoría de película popular un movimiento indulgente para una institución de 91 años. Adam McKay, quien ganó el premio al mejor guion por “The Big Short” de 2016 y cuya próxima película sobre Dick Cheney se espera que esté en competencia el próximo año, bromeó en Twitter que los Óscar también tendrán categorías para mejor lanzamiento de cuchillos y el alien femenino más sexy. Pero la decisión de la academia también se vio influida por las demandas de su socia televisiva, ABC, que ha presionado a los productores de los Óscar para hacer que la teletransmisión sea más atractiva para la mayoría. En su caso, Kimmel evitó deliberadamente la política en sus monólogos. Los representantes de la academia y de la cadena rechazaron hacer declaraciones para este artículo.

***

¿NO SE HAN NOMINADO PELÍCULAS POPULARES?
Este año los Óscar incluían varios éxitos de taquilla, como las nominadas a mejor película “Get Out” y “Dunkirk”, la ganadora en la categoría de película animada, “Coco”, la ganadora de mejor cinematografía, “Blade Runner 2049”, y otras nominadas, como “La Bella y la Bestia”, “Baby Driver” y “Star Wars: The Last Jedi”.
Ante todo la academia ha mostrado una disposición cada vez mayor para nominar películas de género de terror (“Get Out”) a ciencia ficción (“Arrival”, “Gravity”). Este año, “Logan” se convirtió la primera película de superhéroes nominada a uno de los principales premios: guion adaptado. Algunos esperaban que “Wonder Woman” hubiese recibido algún premio.

***

Menos. La cantidad de gente prendida a la pantalla chica para ver la ceremonia de entrega de los Óscar ha ido en franco descenso. Las productoras están preocupadas y desean recuperar público a toda costa.

¿QUÉ TAN POPULARES HAN SIDO LAS GANADORAS DE MEJOR PELÍCULA?
Ninguna ganadora del Óscar a mejor película desde “Argo” de 2012 ha superado la cifra de los $100 millones en la taquilla estadounidense.

Las películas independientes han ganado 10 de los últimos 11 Óscar a mejor película, incluyendo los triunfos de “Moonlight”, “Spotlight”, “Birdman” y “The Artist”. La ganadora de este año, “The Shape of Water”, del mexicano Guillermo del Toro, no estuvo tan mal en taquilla con $63.9 millones en Estados Unidos y casi $200 millones a escala mundial, una recaudación indiscutiblemente buena para una película con escenas de sexo con un ser anfibio.

Ninguna ganadora del Óscar a mejor película desde “Argo” de 2012 ha superado la cifra de los $100 millones en la taquilla estadounidense. Las películas independientes han ganado 10 de los últimos 11 Óscar a mejor película, incluyendo los triunfos de “Moonlight”, “Spotlight”, “Birdman” y “The Artist”.

A pesar de esto, el tema de la taquilla ha sido una preocupación para la academia desde “The Dark Knight” de Christopher Nolan, la cual llevó a que se ampliara la categoría en 2009 de cinco nominadas a 10 (y después esto cambió a hasta 10 nominadas por la boleta de preferencias). La expansión ayudó a crear más espacio en los años siguientes para éxitos de taquilla como “Up”, “Inception” y “The Martian”. Pero hizo poco para reducir el dominio de las cintas más pequeñas en la categoría de mejor película.
Al respecto, Hollywood solo puede culparse a sí mismo. Los grandes estudios se rindieron hace tiempo y solo se dedican a hacer películas de gran presupuesto. Quizá no es coincidencia que la líder de cintas taquilleras, Disney (que ha tenido tres estrenos que han recaudado $1,000 millones, o más, este año) sea propietaria de ABC y pudiera dominar la categoría de película popular.

***

DE TODAS FORMAS, ¿QUÉ ES UNA PELÍCULA POPULAR?
Lo más desconcertante de todo es probablemente la definición de la academia de una película popular. La academia dijo que todavía está trabajando en los detalles, pero que “apoya una consideración general de excelencia en todas las películas”. Así que cómo se puede medir la popularidad, ¿por venta de boletos? “Solo: A Star Wars Story” sumó $213 millones en Norteamérica, pero a pocos les importó. ¿Cuentan las ventas en el extranjero? ¿Una nominada tradicional al Óscar, como “La La Land” (con $446 millones a escala mundial), podría haber sido una película popular? ¿Y cómo funcionarían las medidas de taquilla para estrenos de finales de diciembre, que llegan poco tiempo antes de las nominaciones? ¿La ganadora debería ser elegida completamente dependiendo de sus ingresos en taquilla?

***

¿LA GENTE QUERRÁ TENER UN ÓSCAR ASÍ?
Nunca hay que subvaluar lo mucho que la gente quiere un Óscar, cualquier Óscar. Pero parece un hecho que un Óscar a una película popular no será respetado como un Óscar “real”, sino como un medio Óscar, más parecido a los Premios MTV. Para muchos esto huele a una actitud condescendiente, y también a segregar lo popular del arte en un arte popular. Incluso en el Hollywood impulsado por las cintas “blockbuster”, muchos creen que ambas formas pueden coexistir, y este año ha sido un buen ejemplo con “Black Panther” de Ryan Coogler. La aclamada película de Disney era considerada una posible contendiente a mejor película, ahora algunos temen que será relegada a la esquina de película popular. La industria cinematográfica ha intentado esto antes. Los primeros premios de la academia dieron un reconocimiento al logro artístico (a “Sunrise” de F. W. Murnau) y para producción destacada (a “Wings” de William Wellman). Ambas siguen siendo obras maestras, pero la dicotomía desapareció al siguiente año.

 


Generic placeholder image
Séptimo Sentido

Séptimo Sentido les invita a que nos hagan llegar sus opiniones, críticas o sugerencias sobre cualquiera de los temas de la revista. Una selección de correos se publicará cada semana. Las cartas, en las que deberá constar quien es el autor, podrán ser editadas o abreviadas por razones de espacio o claridad.

septimosentido@laprensagrafica.com

Encuéntranos en Facebook (Revista 7S) y Twitter (@revista7S)

MIEMBRO DE GRUPO DE DIARIOS AMÉRICA

© 2018 Séptimo Sentido, La Prensa Gráfica. Diseño de Hashtag. | Programación y mantenimiento Diseño Web LPG