El empresario Jared Kushner, esposo de Ivanka, es considerado el cerebro digital detrás del éxito en la campaña presidencial del magnate Donald Trump, el elemento sin el cual no hubiera triunfado sobre Hillary Clinton. Judío ortodoxo, es la cabeza de una familia cuyo capital asciende a los $1,800 millones y el dueño de un valioso programa de seguros basado en el Obamacare, una de las leyes amenazadas por su suegro.

Jared Kushner, el yerno millennial detrás de Trump

por Luis Chaparro/ El Universal/ GDA

fotografias de Archivo/ Ilustración de Carlos Rivaherrera de El Universal/ GDA

El ascenso. Con apenas 36 años, Jared lleva 12 liderando el patrimonio de su familia luego de que su padre, en prisión por evasión de impuestos y sobornos a políticos, le cedió las riendas.

Jared iba a una junta de negocios, no a encontrar al amor de su vida. Menos de camino hacia la Casa Blanca. Los amigos en común entre Ivanka Trump, hija del ahora presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y Jared Kushner, uno de los empresarios de bienes raíces mejor colocados en Estados Unidos, pensaron que sería buena idea que ambos se conocieran. Talvez podrían comenzar una relación de negocios. Lo que en realidad hicieron fue conducir a la unión que se ha convertido en la conciencia del país más poderoso del mundo.

A inicios de 2008 la prensa estadounidense especulaba sobre la relación que había entre Trump y Kushner. Algunas revistas aseguraban que solo eran amigos; otras, que iba en serio. Para finales del mismo año, el sitio Gawker anunciaba el rompimiento de la pareja, aludiendo a que Kushner no podía seguir una relación con una no judía. El mismo año, Ivanka se convirtió al judaísmo y la pareja se casó en 2009, tras dos años de noviazgo. Los Kushner-Trump nunca consolidaron un negocio juntos, pero lograron un proyecto mayor: que el padre de Ivanka llegara a la presidencia de Estados Unidos.

Jared nació en Nueva Jersey, en una familia de judíos ortodoxos. Sus abuelos migraron de Europa a Estados Unidos huyendo del Holocausto, al que sobrevivieron, y se instalaron en el área de Nueva York. El padre de Jared, Charles Kushner, levantó fortuna en el ramo de bienes raíces.

Cambio de rumbo. Hasta hace muy poco, Kushner apoyaba fuertemente a los demócratas. La candidatura de su suegro modificó sus lealtades.

Cuando Jared tenía 24 años le cedió la cabeza de los negocios, cuando estaba por cumplir dos años en prisión por evasión de impuestos y sobornos a políticos de Estados Unidos. Jared, sociólogo y abogado, estudió en Frisch, una escuela conocida por estar fundada bajo la tradición judía ortodoxa moderna y a la cual han asistido celebridades como la cantante Regina Spector y la actriz Rena Sofer, entre otras.

Más tarde acudió a Harvard College, de donde se graduó con distinción académica. Según Daniel Golden, editor de la organización periodística ProPublica, el padre de Jared habría hecho una donación de $2.5 millones a cambio de que aceptaran a dos de sus hijos. En 2007 Jared se graduó de la Universidad de Nueva York con MBA (Maestría en Administración de Empresas), donde también su padre hizo una donación: $3 millones.

Casi inmediatamente después de su graduación de la Universidad de Nueva York, con 25 años, Jared adquirió el semanario New York Observer, una publicación conservadora fundada en 1987. Estuvo al frente del semanario hasta inicios de 2017, cuando se anunció su carrera como consejero del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, cediendo su puesto a su hermano Joseph.

La Torre de Jared

En la lujosa Fifth Avenue, en el centro administrativo de Nueva York, Manhattan, se levanta una torre que no resalta por su estatura, sino por el valor de los 41 pisos que la integran: el edificio 666 está valuado en más de $360 millones, una de las propiedades más costosas en todo Nueva York.

La torre 666, terminada en 1957, se levanta solo por 147 metros, una corta estatura comparada con los rascacielos de Nueva York, y ocupa 140,000 metros cuadrados. Pero es el emblema de la imponente carrera de Jared Kushner.

En 2007 Jared hizo la compra más importante por una propiedad con esas dimensiones en la historia de Nueva York: pagó $1,800 millones. Esa fue la primera propiedad adquirida por el mayor de los Kushner luego de que su padre, encarcelado durante dos años, le cedió la compañía familiar Kushner Properties. En el mismo año que compró la torre 666, vendió 17,000 departamentos con un valor de un $1,000 millones en efectivo, más $920 millones en deuda asumida.

Jared ha sido quien más ha abogado por la sana relación entre México y Estados Unidos. Luis Videgaray, secretario de Relaciones Exteriores, y el propio Jared fueron quienes organizaron la visita de Donald Trump a México el 31 de agosto de 2016, donde, según medios estadounidenses, el magnate logró controlarse solo por unas horas para regresar a su retórica agresiva, tan pronto como pisó suelo estadounidense.

El imperio de Jared ha logrado sostener el valor de la familia Kushner, calculado en $1,800 millones, de los que $1,150 millones provienen del mercado de bienes raíces. Tan solo la torre 666 renta, en promedio, en $50 el pie cuadrado, según documentos de su compañía.

El resto de su fortuna se divide entre el New York Observer, con $10 millones, y el programa de salud Oscar, con $240 millones, según la revista Forbes. Jared lo fundó junto con su hermano menor Josh. Se trata de una compañía de seguros valuada en $2,700 millones cuya base es el Obamacare, amenazado por Trump. La aplicación y el sitio en internet venden seguros directamente a quienes no son elegibles para un seguro mediante su empleador o un programa de Gobierno.

Jared es un arquitecto de grandes torres: así como ha alzado el valor de la torre 666 más allá de su estatura, ha hecho lo mismo con el presidente estadounidense y suegro, Donald Trump. Jared, juntó a un grupo de los mejores en lenguaje informático y mercadotecnia en línea, logró levantar una nueva construcción: al próximo presidente de Estados Unidos.

La otra torre de Jared se llama Proyecto Álamo, un grupo de 100 personas de distinto proceder para minimizar el costo de una campaña que en otros tiempos habría valido miles de millones de dólares, pero que Jared supo construir con solo una fracción.

Eric Schmidt, ejecutivo de Google y uno de los desarrolladores de software más ricos del mundo, dijo en una entrevista que Jared ha sabido levantar una campaña prácticamente sin recursos: “Él entiende el valor de un mundo en línea de una manera en que los colegas de los medios tradicionales no lo hacen. Supo hacer una campaña presidencial sin recursos usando las nuevas tecnologías. Y ganó”.

Para Peter Thiel, fundador de Paypal, Jared es más que un consejero para la Casa Blanca: “Si Trump es el presidente de una compañía, Jared es efectivamente el jefe de operaciones”. El mismo Jared lo resumió así en una entrevista para Forbes, una de las pocas que ha ofrecido en su carrera: “Llamé a algunos de mis amigos en Silicon Valley, unos de los mejores mercadólogos digitales en el mundo, y pregunté cómo escalar este asunto y me pasaron a sus subcontratistas”.

Además, dice, recibió un tutorial sobre marketing en Facebook y, desde ahí, comenzó a construir la nueva torre Jared: la campaña de Trump a la presidencia pasó de vender $8,000 en gorras y otros objetos al día, a $80,000 en donaciones y publicidad. La campaña se convirtió en los cimientos de la torre de Jared, los primeros pisos. Lo siguiente fue consolidar relaciones. “Ayudé a facilitar muchas relaciones que no habrían pasado de otra forma”, aseguró Jared en la misma entrevista. Una de esas es el complicado vínculo con México.

Jared ha sido quien más ha abogado por la sana relación entre México y Estados Unidos. Luis Videgaray, secretario de Relaciones Exteriores, y el propio Jared fueron quienes organizaron la visita de Donald Trump a México el 31 de agosto de 2016, donde, según medios estadounidenses, el magnate logró controlarse solo por unas horas para regresar a su retórica agresiva, tan pronto como pisó suelo estadounidense.

El peso. El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, y Jared Kushner salen de la Torre Trump en Nueva York.

El sitio británico The Independent publicó el mes pasado que la “paciencia de Jared está puesta a prueba por su suegro”, luego de que el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, canceló su visita a su contraparte estadounidense tras una serie de tuits. “Kushner estaba furioso. Nunca antes lo había escuchado decir que estaba enojado durante toda la campaña, pero esto lo puso furioso”, dijo una fuente anónima a la publicación.

La vida con Trump

La relación yerno-suegro está hecha de intensas similitudes, pero también de diferencias: Jared, como Trump, ha hecho un imperio dentro del sector inmobiliario en Estados Unidos. Son un par de empresarios ambiciosos. Sin embargo, para muestra de sus diferencias, un botón: mientras que Trump ha tenido una presencia intensa en Twitter, Jared no ha publicado nada en esa red social.

En un reciente artículo publicado por Jared en el New York Observer, titulado “El Donald Trump que conozco”, el empresario de 35 años describe a su suegro como un hombre “no racista, no antisemita, amoroso y tolerante”. “Lo he visto personalmente acoger a personas de todas las razas y religiones en sus empresas y en su vida personal”, escribió Jared. Respecto de lo dicho en medios y redes sociales, Kushner dice: “Yo lo conozco, ellos no. La gente ve en él lo que quiere ver. Si les disgusta su política, ellos ven otras cosas que les disgustan, como el racismo. Si les gusta su política, ellos imaginan que escuchan silbatos de perros”.

El texto de Jared termina explicando por qué ha decidido apoyar la campaña de Trump: “Confío en que mi suegro, con un récord sobresaliente de resultados palpables, será exitoso en barrer estos obstáculos, por eso lo apoyo”.

Según Forbes, sus oficinas reseñan sus distintas personalidades: “La oficina de Trump está atestada de pared a pared con objetos que sirven como altar al ego, mientras que la de Kushner es plana y sobria, pero hay dos cosas en común que unen al par: columnas de trofeos de negocios ganados en bienes raíces y fotografías de Ivanka”.

Hoy se sabe que sin el trabajo de Kushner, al estilo millennial, Trump estaría lejos de la silla presidencial. Los planes de Kushner detrás del apoyo a su suegro, más allá de construir una torre familiar junto a su amada Ivanka, aún están por conocerse. Otro tema que asoma en común como posible trofeo es México.

 


Generic placeholder image
Séptimo Sentido

Séptimo Sentido les invita a que nos hagan llegar sus opiniones, críticas o sugerencias sobre cualquiera de los temas de la revista. Una selección de correos se publicará cada semana. Las cartas, en las que deberá constar quien es el autor, podrán ser editadas o abreviadas por razones de espacio o claridad.

septimosentido@laprensagrafica.com

Encuéntranos en Facebook (Revista 7S) y Twitter (@revista7S)

MAS TEMAS

Card image cap

Llámenlo eternidad

Opinión por Jacinta Escudos

Por el procedimiento utilizado, estaba claro de que Kosinski no quería fallar. Tomó una gran cantidad de barbitúricos...

Card image cap

Piñatas políticas

Opinión de Mariana Belloso (Desde acá)

Nuestros gobernantes y legisladores prefieren dejar que la carreta se descarrile para, ante el espectáculo...

Card image cap

Y entonces, ¿necesitamos una CICIES?

Opinión por Héctor Silva Ávalos (Desde allá)

Si “Chepe Diablo”, Los Perrones y demás mafias incrustadas en el sistema político salvadoreño han podido...

Card image cap

Carta editorial

Por Glenda Girón, editora

Esto es lo que nos ha venido haciendo tanta falta como sociedad. No hemos naturalizado el cambio constante. Solo...

Card image cap

Buzón

Por Séptimo Sentido

Séptimo Sentido les invita a que nos hagan llegar sus opiniones, críticas o sugerencias sobre cualquiera de los temas de...

Card image cap

Siete preguntas para

Javier Sinay

Javier Sinay es un periodista argentino. Actualmente es editor de la plataforma periodística...

Card image cap

Historias sin cuento

David Escobar Galindo

El ambiente ahí era tranquilo por naturaleza, pero aquel domingo una especie de animación sin motivo aparente se esparcía por los alrededores.

Card image cap

Lejos del pasado oscuro, evangélicos crecen en Cuba

AP

La Constitución reconoce el derecho a la libertad religiosa, aunque la ausencia de una ley de culto parece generar fricciones...

Card image cap

Jared Kushner, el yerno millennial detrás de Trump

Luis Chaparro/ El Universal/ GDA

El empresario Jared Kushner, esposo de Ivanka, es considerado el cerebro digital detrás del éxito en la campaña presidencial del magnate Donald Trump...

MIEMBRO DE GRUPO DIARIOS DE AMÉRICA

© 2017 Séptimo Sentido, La Prensa Grafica. Hecho con por Hashtag.