Quienes más pierden son las niñas que, tras un parto, encuentran minado el camino de regreso a las instituciones educativas.

Carta Editorial

Glenda Girón

Fotografías de

El silencio no es una respuesta válida cuando se trata de educación. En un país que reporta más de 20 mil embarazos en adolescentes al año es indispensable preguntar en dónde y qué es lo que están aprendiendo sobre el cuerpo y las relaciones la niñez y la juventud. Y más importante es quién les está enseñando.

Solo un 7 % del cuerpo docente de los centros escolares públicos ha recibido capacitación para impartir educación sexual. El precio de esta deuda es demasiado alto.

Basta con mencionar palabras como vulva, pene, genitales o sexo en una aula de educación básica para que broten risitas de vergüenza y morbo. Ahí, en esos lugares que deberían ser fuentes de conocimiento, en donde deberían encontrarse las respuestas más amplias y diversas, justo ahí, este tema produce pena.

El reportaje de la periodista Valeria Guzmán revela esa contradicción del sistema. Por un lado, reconoce la fuerte carga negativa que representan los embarazos en adolescentes, pero, por otro, no entrega a los estudiantes suficientes herramientas para fortalecer el criterio y tomar las decisiones adecuadas y oportunas. En esta condición lleva décadas sin que hasta el momento se haya hecho ningún cambio significativo. Quienes más pierden son las niñas que, tras un parto, encuentran minado el camino de regreso a las instituciones educativas.

Uno de los aspectos en los que más se hace énfasis en los países que no han alcanzado el desarrollo es la permanencia de las niñas en los centros educativos. Este ha demostrado ser un indicador que revoluciona comunidades. En El Salvador es necesario abrir más las puertas hacia el conocimiento. Educación sexual no es, como dice el reportaje, enseñar erotismo. Es enseñar cómo funciona el cuerpo para fortalecer al alumnado y evitar que estos estudiantes se conviertan en víctimas sin voz de abusos y engaños. Esta es una tarea que, lamentablemente, en el país no todas las familias pueden cumplir.

 


Generic placeholder image
Séptimo Sentido

Séptimo Sentido les invita a que nos hagan llegar sus opiniones, críticas o sugerencias sobre cualquiera de los temas de la revista. Una selección de correos se publicará cada semana. Las cartas, en las que deberá constar quien es el autor, podrán ser editadas o abreviadas por razones de espacio o claridad.

septimosentido@laprensagrafica.com

Encuéntranos en Facebook (Revista 7S) y Twitter (@revista7S)

MIEMBRO DE GRUPO DE DIARIOS AMÉRICA

© 2018 Séptimo Sentido, La Prensa Gráfica. Diseño de Hashtag. | Programación y mantenimiento Diseño Web LPG