Así, sin recibir mayor actualización ni mejora, este sistema debe abastecer cada año a más cuentas, es decir, a más gente, con los mismos recursos.

Carta Editorial

por Glenda Girón, Editora

Sin agua. ANDA no ha invertido en actualizar el sistema de distribución de agua potable. Esto hace que el servicio sea intermitente en varias zonas residenciales.

No tener agua lo cambia todo: las dinámicas familiares, el uso del tiempo, la estética de las casas, los presupuestos. Cambia hasta la percepción que la gente tiene de sí misma. Hay un sistema que condena a grandes cantidades de personas y les niega la posibilidad de contar con un servicio básico, uno por el que, además, se paga.
¿De qué depende que una colonia siempre tenga agua y otra no? ¿Cómo está diseñado ese laberinto de tuberías que conecta tanques y casas? ¿Quiénes son, en esta maraña, los más desfavorecidos? Esto es lo que busca explicar el texto del periodista Moisés Alvarado.

En un momento en el que se discuten anteproyectos de la ley de agua, es importante saber que la red de distribución ha recibido una inversión pobre en las últimas décadas, que sigue funcionando por gravedad, que la mayoría de tubos son de asbesto y que todos estos factores influyen en la calidad del líquido y en la constancia del flujo.

Así, sin recibir mayor actualización ni mejora, este sistema debe abastecer cada año a más cuentas, es decir, a más gente, con los mismos recursos. No hay manera de que funcione para todos con la misma eficacia. Entonces, se establecen unas sensibles desigualdades. Los últimos de la fila, los que están a una distancia mayor del tanque, son los que salen perdiendo siempre.

ANDA, una de las instituciones más demandadas en la Defensoría del Consumidor, tiene una oferta que hace rato le queda pequeña a la demanda. Y la demanda no deja de crecer a cada momento. ANDA no ha contado con visión ni recursos para fortalecer esta red. Hay fugas, y no solo en las tuberías. Hay fugas en el sistema al que esta institución pertenece. La corrupción alcanza un costo muy alto que pagan siempre los habitantes más vulnerables. En pleno 2018, hay gente con la vida vuelta nudo porque no tiene agua.

  • Compartir -
  • |
  • 12 agosto, 2018 / Carta Editorial de Glenda Girón  (SÉPTIMO SENTIDO)

Generic placeholder image
Séptimo Sentido

Séptimo Sentido les invita a que nos hagan llegar sus opiniones, críticas o sugerencias sobre cualquiera de los temas de la revista. Una selección de correos se publicará cada semana. Las cartas, en las que deberá constar quien es el autor, podrán ser editadas o abreviadas por razones de espacio o claridad.

septimosentido@laprensagrafica.com

Encuéntranos en Facebook (Revista 7S) y Twitter (@revista7S)

 

MIEMBRO DE GRUPO DE DIARIOS AMÉRICA

© 2018 Séptimo Sentido, La Prensa Gráfica. Diseño de Hashtag. | Programación y mantenimiento Diseño Web LPG