Manda un mensaje importante en este tiempo. Ese de que es posible construir incluso acá, en donde ninguna promesa se cumple.

Carta Editorial

por Glenda Girón, Editora

Foto de portada/Cortesía Brenda Vanegas “Volar”. Uno de los carteles de la cinta dirigida por Brenda Vanegas muestra un dibujo de Isabel Dada, quien tuvo en esta película su despedida actoral.

Pasamos mucho tiempo viendo a El Salvador desde el mismo ángulo; y, por lo general, es uno negativo. Hoy es un buen día para ver hacia ese país que también está habitado por gente que hace, a pesar de que nada se lo facilite.
Brenda Vanegas es una cineasta salvadoreña. Definirla en esas dos palabras es una conquista. Todo por lo que ella ha pasado para realizar el preestreno de su película “Volar” da una idea de lo mucho que tiene que cambiar en este país para impulsar a que cada vez sean más las personas que se realizan en el arte. Y esa es la clave que muchos programas y planes pasan por alto. No se soluciona un problema solo viendo hacia las consecuencias.
Vanegas ha abierto, con mucho trabajo, una brecha ahí en donde no había camino. Al hacerlo no solo alcanza el éxito de exhibir una película, sino que también lo hace al poder decir a los demás que cuesta, mucho, pero se puede. Ella pudo hacer una película salvadoreña y no es poco.
Aquejado por una cantidad enorme de problemas, El Salvador necesita que haya faros; no solo que se abran oportunidades, sino también que se ilumine el camino de otros que ya lograron alcanzar sus metas y que van por más. Hay una necesidad enorme de hablar con la verdad acerca de disciplina, persistencia, esfuerzo, trabajo, compromiso y pasión como la lista de lo básico para poder llevar a cabo proyectos.
Vanegas ha hecho algo inusual. Ha podido ponerle la “salvadoreña” a una película. Y manda un mensaje importante en este tiempo. Ese de que es posible construir incluso acá, en donde ninguna promesa se cumple. Con su terquedad por el arte se convierte en la mejor manera de explicar a otros que aunque el panorama luzca oscuro y por ratos la marcha se detenga por falta de presupuesto, reanudarla y continuar hasta el final vale la pena.

  • Compartir -
  • |
  • 4 marzo, 2018 / Carta Editorial de Glenda Girón  (SÉPTIMO SENTIDO)

Generic placeholder image
Séptimo Sentido

Séptimo Sentido les invita a que nos hagan llegar sus opiniones, críticas o sugerencias sobre cualquiera de los temas de la revista. Una selección de correos se publicará cada semana. Las cartas, en las que deberá constar quien es el autor, podrán ser editadas o abreviadas por razones de espacio o claridad.

septimosentido@laprensagrafica.com

Encuéntranos en Facebook (Revista 7S) y Twitter (@revista7S)

 

MIEMBRO DE GRUPO DE DIARIOS AMÉRICA

© 2018 Séptimo Sentido, La Prensa Gráfica. Diseño de Hashtag. | Programación y mantenimiento Diseño Web LPG