Séptimo Sentido les invita a que nos hagan llegar sus opiniones, críticas o sugerencias sobre cualquiera de los temas de la revista. Una selección de correos se publicará cada semana. Las cartas, en las que deberá constar quien es el autor, podrán ser editadas o abreviadas por razones de espacio o claridad.

BUZON

escribenos septimosentido@laprensagrafica.com

Buzón

Válvula de escape

Los jóvenes que saben evaluar los riesgos antes de tomarlos y se pasan su tiempo pensando en los retos que deben afrontar generalmente son personas que se vuelven exitosas. Los sueños son asequibles cuando se pierde el temor y podemos aprender de los fracasos, cuando sabemos sacar la acertada experiencia positiva de los tropiezos; solo los triunfadores son capaces de aprender la lección y corregir hacia una nueva aventura.

“Jóvenes que desafían la exclusión” es el artículo de Valeria Guzmán que ejemplariza cómo la juventud es capaz de involucrarse en diferentes disciplinas de aprendizaje, cuando tiene aunque sea un minúsculo auxilio para sus aspiraciones.

Los gobiernos deben entender que necesitan apostar a preparar a la juventud, y a la vez crear las fuentes de trabajo para no llevar deuda rezagada en el tiempo. Se le ha venido apostando a la migración como válvula de escape y se ha propiciado una brecha más grande para el ingreso al mercado laboral. Pero el problema debe ser avizorado con dos ingredientes, como queda dicho antes: capacitación y fuentes de trabajo. El deseo de superación puede más en los jóvenes y no se cuenta con políticas decisivas de parte del Estado para afrontar la justa, lo que se comprueba con los altos niveles de trabajos informales e incontenibles flujos migratorios.

Si cada alcaldía tuviera su centro de formación profesional, como ya lo tienen 16 mencionadas en el reportaje, sería una buena manera de empujar a la juventud desde sus respectivas comunidades. Un alto porcentaje de jóvenes, especialmente mujeres, no trabajan ni estudian; están fuera del sistema educativo y de la fuerza laboral, y eso los coloca en situación de marginación social. Siendo la población salvadoreña mayoritariamente joven, las oportunidades para este colectivo deberían ser prioridad para cualquier gobierno. El Estado tiene la obligación de reconocer los derechos y deberes de la población joven con el fin de encaminarla a su inserción como actor en el desarrollo de país.

El INJUVE tiene una magnífica oportunidad de asumir el compromiso, ya que la razón de ser es la juventud como lo estipula la ley respectiva. No podemos solo quejarnos de los actos desafortunados de los jóvenes, cuando lo que se programa para ellos es demasiado poco, que si se hiciera causa común del fenómeno bien podríamos concluir que no se ha venido haciendo ni se hace lo que el momento histórico demanda que hagamos.

Julio Roberto Magaña
jrobertomasa@hotmail.com


Los marginados de siempre

Este domingo la periodista Valeria Guzmán con su reportaje, “Jóvenes que desafían la exclusión”, toca un tema candente que requiere un trato especial. Hace falta corregir las diferencias que separan a los jóvenes de clase baja y media que se han hecho profundas y que han convertido a los otros jóvenes en excluidos o marginados sociales, dado que viven con realidades como pobreza, menor escolaridad, menor acceso a oportunidades laborales, mayor explotación laboral, alcoholismo, drogadicción, violencia doméstica, dificultades con la familia y en la escuela.

En nuestra sociedad, los jóvenes son presas del sistema capitalista imperante; debido a que asumen responsabilidades de adulto tempranamente por las pocas oportunidades que se les presentan para estudiar o trabajar, por los conflictos del cierre de fuentes de trabajo o por la llegada de empresas extranjeras vía privatizaciones. Todo esto una razón para criminalizar la pobreza, pues al no modificar las causas que provocan la exclusión social se incrementa la violencia ante la falta de políticas punitivas que complementen el orden que se intenta preservar. Por tal razón, la clase dominante asocia pobreza y violencia con ignorancia, ya que esta es una manera de circunscribir la violencia existente. Y lo más patético para los jóvenes es encontrar un empleo bien remunerado dentro de un mercado laboral donde las oportunidades son escasas, aunado a leyes laborales que contemplan varios tipos de contratos temporales donde buscan a jóvenes que deben aceptar condiciones precarias de trabajo y contratación.

Es aquí donde la situación se torna difícil para los jóvenes de las clases populares, junto al incremento de la pobreza está todo lo que lleva consigo diversas estrategias de supervivencia familiar en las que los jóvenes constituyen un eslabón importante en la captación de recursos a través del empleo informal.

Rutilio López Cortez
rutilio_lopezcortez@outlook.com


Inclusión es la respuesta

El reportaje del domingo anterior lo que muestra es que no estamos jodidos porque seamos una raza maldita. Estamos como estamos porque la gente no encuentra para dónde hacerse. Si aquí hubiera un buen programa de música clásica en las comunidades, que fuera gratis, incuyente y centrado en la enseñanza de calidad, a saber cuántos Beethovens no tuviéramos ya.

Lo que pasa es que para hacer eso se necesita que en el poder esté gente que entienda qué es la música clásica, que le guste; no animales ignorantes que tan pronto tienen dinero lo que hacen es ir a comprarse unos zapatos caros de marca, aunque de todos modos se ven feos. ¿Quién siendo diputado dijo: “vaya, aquí tengo estos 500 pesos mensuales para que les enseñen algo extra en la escuelita perdida de no sé dónde”? No, nadie. No interesa que nos eduquemos, porque educados no les damos el voto solo porque son bonitos o regalan escobas y cántaros. Sobre esta sociedad de crédulos es que se alzan falsos mesías –como el alcalde capitalino–; y así nunca vamos a dejar de ser los excluidos.

Felicito a quienes no se rinden y mantienen abiertos estos programas que dan algo de justicia a este país.

Cristian Salazar
cristiansala7812@gmail.com

  • Compartir -
  • |
  • 15 abril, 2018 / Buzón de Séptimo Sentido  (SÉPTIMO SENTIDO)

Generic placeholder image
Séptimo Sentido

Séptimo Sentido les invita a que nos hagan llegar sus opiniones, críticas o sugerencias sobre cualquiera de los temas de la revista. Una selección de correos se publicará cada semana. Las cartas, en las que deberá constar quien es el autor, podrán ser editadas o abreviadas por razones de espacio o claridad.

septimosentido@laprensagrafica.com

Encuéntranos en Facebook (Revista 7S) y Twitter (@revista7S)

 

MIEMBRO DE GRUPO DE DIARIOS AMÉRICA

© 2018 Séptimo Sentido, La Prensa Gráfica. Diseño de Hashtag. | Programación y mantenimiento Diseño Web LPG