Séptimo Sentido les invita a que nos hagan llegar sus opiniones, críticas o sugerencias sobre cualquiera de los temas de la revista. Una selección de correos se publicará cada semana. Las cartas, en las que deberá constar quien es el autor, podrán ser editadas o abreviadas por razones de espacio o claridad.

BUZON

escribenos septimosentido@laprensagrafica.com

Buzón

Sueño alcanzado

El éxito es la aventura de lo vivido y lo aprendido; es un desafío personal donde se ponen a prueba múltiples cualidades humanas con énfasis en la perseverancia. Arturo Corrales, el protagonista de la entrevista de Moisés Alvarado, ha sido uno de esos individuos que a fuerza de estudio y sacrificio, vadeando obstáculos, ha logrado ser un profesional en la creación de nueva música, con inspiración a menudo en dominios étnicos y populares. Ha incursionado en la búsqueda de un estilo propio tanto en la acústica como en la electroacústica. Los grandes triunfadores alcanzan sus metas mediante un proceso constante y estructurado de crecimiento personal y un trabajo de calidad en todos los aspectos y áreas de su vida, para lograr los objetivos que se han propuesto. Para este valor humano de la cultura nuestra es gracias a su determinación que su logro se vuelve un sueño alcanzado; para abrirse brecha lo que se necesita es renovación de mentalidad, actitudes y proyecciones en función de su propia superación. Ya lo dijo el poeta Antonio Machado en su poema hecho canción en voz de Joan Manuel Serrat, “Caminante, son tus huellas el camino y nada más; caminante, no hay camino, se hace camino al andar”. Por eso de Corrales se deben tener “oídos nuevos” y la disposición de recibir lo inesperado como sorpresa auditiva. Otro de los dotes de altruismo del antedicho artista es la gentileza de trabajar, con recursos propios, con niños económicamente menos afortunados para acercarlos al mundo del pentagrama.
Un melómano talentoso como el que describimos debe servir como referente para todos aquellos que salen del país en pos de esperanzas que se vuelven anhelos malogrados cuando no se afina bien la puntería que ha de servir para vencer obstáculos. De ahí que una pregunta que bien se pudo hacer este insigne salvadoreño es: “¿Qué es lo que quiero?” Para contestarla debe haber un compromiso íntimo. Es el compromiso contigo mismo, ese que no se deja erosionar por ningún freno. Aunque no es un contrato escrito, te hace entrar en la ruta de la mejora continua.
No importa que el personaje estelar que nos ocupa sea “música que brilla en la distancia”, con esa marca basta para considerarlo como un valor que redunda en orgullo para nuestro país, sus capacidades, su trayectoria, su academia hacen de su persona un profesional calificado por sus capacidades excepcionales, un admirable musicólogo.

Julio Roberto Magaña
jrobertomasa@hotmail.com


El talento que nos falta y la ignorancia que nos sobra

Con el señor Corrales vemos otro ejemplo de gente que se ha tenido que ir porque su genialidad es demasiado grande para este país. No tengo el gusto de conocer su música. Y si la conociera, a lo mejor no me gustaría. Pero por lo que leí, la gente que sabe más que yo está encantada con su talento y sus creaciones. Eso me pone a pensar en que si yo supiera más, también pudiera alcanzar ese nivel necesario para comprender otras cosas y transformar mis gustos. Este es el punto central de mi reflexión de domingo. Que la ignorancia es algo que se transmite y es autónoma, se alimenta a sí misma del desperdicio que genera, por no decir la otra palabra que se me ocurre. Al salvadoreño promedio se le condena a no estar expuesto a otras cosas que le pueden alimentar el espíritu y lo pueden ayudar a elevar su conocimiento y su gusto.
Para no ir tan lejos, con la música, que es de lo que trataba el tema. En todos lados estamos expuestos a lo mismo de siempre, y la radio y la televisión se escudan en que dan lo mismo porque es lo que el pueblo les pide. ¿Cómo esperan que el pueblo les pida algo diferente, si no conoce nada más? Es un círculo vicioso en el que los generadores de opinión han perpetuado, porque se desligan de su responsabilidad de educar. Los medios tienen que hacerse cargo de transmitir productos alternativos para que poco a poco vaya creciendo el abanico de opciones que pueden ofrecer al público.
Yo no conocía nada de este señor hasta que leí. Y lo busqué en YouTube. Y se me hace una música extraña, pero porque jamás me han educado la oreja en estos otros ritmos. Lo lamento mucho. Es una pérdida que él se haya tenido que ir, porque aquí también nos hace mucha falta que haya gente que nos eduque con su talento. Espero que al señor Corrales lo sigan tratando muy bien allá en Europa, en donde la mayoría tiene el nivel necesario para valorarlo.

Cristian Salazar
cristiansala7812@gmail.com

  • Compartir -
  • |
  • 8 abril, 2018 / Buzón de Séptimo Sentido  (SÉPTIMO SENTIDO)

Generic placeholder image
Séptimo Sentido

Séptimo Sentido les invita a que nos hagan llegar sus opiniones, críticas o sugerencias sobre cualquiera de los temas de la revista. Una selección de correos se publicará cada semana. Las cartas, en las que deberá constar quien es el autor, podrán ser editadas o abreviadas por razones de espacio o claridad.

septimosentido@laprensagrafica.com

Encuéntranos en Facebook (Revista 7S) y Twitter (@revista7S)

 

MIEMBRO DE GRUPO DE DIARIOS AMÉRICA

© 2018 Séptimo Sentido, La Prensa Gráfica. Diseño de Hashtag. | Programación y mantenimiento Diseño Web LPG